Los héroes son mi debilidad

Los héroes son mi debilidad

Una isla aislada frente a la costa de Maine.
Un hombre.
Una mujer.
Una casa siniestra sobre el mar…

El misterioso Theo Harp es un escritor solitario cuya macabra imaginación crea estremecedoras novelas de horror. Annie Hewitt es una actriz que pasa una mala racha, sin dinero ni casa, y reducida a representar espectáculos de marionetas para niños. Además, enfermó de neumonía después de haber cuidado a su madre moribunda. Theo conoce una docena de forma de matar con sus propias manos. Annie sabe una docena de formas de matar de risa.

Pero Annie no ríe ahora. Cuando era adolescente, en aquel rincón de la costa de Maine Theo la aterrorizó, intentando matarla. Ahora ha vuelto a la casa que su madre le dejó, en busca de un legado que la enriquezca. Lo que no se esperaba es encontrar a Theo en la mansión de lo alto de la colina. Quedarán atrapados juntos en esta isla nevada frente a las costas de Maine. Annie se pregunta si Theo es el villano que ella recuerda o si ha cambiado. Su cabeza dice que no, su corazón que sí.
Va a ser un largo y cálido invierno.

Susan Elisabeth Phillips es una de mis autoras favoritas de novela romántica. La conocí gracias a una amiga que me presto la serie “Chicago Stars” desde entonces estoy pendiente de sus publicaciones y me alegra que Vergara la siga publicando. Creo que es una de las grandes damas de la novela romántica. Así que cuándo supe que sacaría nueva novela me tuve que hacer con ella.

Esta novela me llamo la atencion sobre todo por el título, la portada es preciosa y la sinopsis acabo por convencerme para comprarla. Creo que al ser un libro independiente es bastante diferente a lo que hemos leído de ella en sus series tanto en la serie Chicago Stars como en la serie de American Lady’s. La novela nos cuenta la historia de Annie una ventrilocua que vuelve a la casa que su madre dejo en un isla de la costa de Maine porque no tiene dinero, se ha quedado sin blanca después de cuidar a su madre moribunda. Annie es una mujer de buen corazón, sencilla sin demasiadas pretensiones que ha visto truncados sus sueños debido a que quería convertirse en atriz y ahora solo ha quedado para ventrilocua, haciendo obras para niños.  Lo que más me ha chocado de la novela es que volvemos a tener a una protagonista que habla consigo misma a través de su marionetas. Las marionetas son un personaje más que nos muestran otras facetas de Annie y a través de las cuales vamos conociendo los miedos y las aspiraciones de esta joven que ha vuelto a una casa que la aterra y que no considera su hogar.

El protagonista masculino es bastante diferente a los protagonitas masculinos que yo recuerdo haber leído de esta autora. Es un personaje que te va conquistando poco a poco, a media que vas leyendo y que vas conociendo sus motivaciones y también un poco de su pasado. Theo no es un protagonista romántico al uso, es bastante cínico, algo terrorifico, ambiguo y con bastante mal carácter. Creo que una de las escenas que más me impacto de este personaje, fue nada más empezar la novela, cuando Annie llega a la casa y se encuentra a Theo al final de la escalera. Su mirada es más bien asesina, o al menos esa fue mi percpecion. Theo no es un personaje encantador, ni entrañable. Al principio me parecio un cretino. Cuando empecé a leer la novela no tenía muy claro que fuera a ser él el protagonista. Aunque debo reconocer que es el personaje que más me ha gustado de la novela y que la autora nos lo presenta poco a poco, pero al mismo tiempo el protagonista se va ganando a las lectoras.

Son como podéis observar dos personajes bien distintos. Annie es una soñadora y Theo un cínico redomado que no cree en el amor ni en las segundas oportunidades. Además es un escritor de novelas de terror y al principio aterrorizará a Annie de maneras increíbles o al menos eso cree ella. La relación entre ambos viene de años atrás, poseen un pasado en común donde fueron buenos amigos y quizás algo más hasta que Theo cambio drásticamente su forma de ser. Ahora que se reencuentra  y dado que Annie debe pasar en la casa al menos dos meses, creo recordar que era eso, deben hacer un esfuerzo por convivir. Sin embargo ninguno de los dos esperaba que de esa convivencia resurgieran sentimientos y emociones que creían haber dejaro atrás y además bien enterrados en el pasado.

Como siempre Susan Elisabeth Phillisps, nos deleita con una historia original y fresca que nos atrapa en sus páginas y que no podemos dejar de leer hasta saber el final. Es cierto que no se trata de la mejor novela de la autora pero aún así merece la pena. A mi me ha gustado bastante; quizás por que la leí sin espectativas. Llevaba mucho tiempo sin leer a SEP  y la he retomado con esta novela bien distinta a los Chicago Stars que fueron los últimos libros que leí de ella. Ha sido una lectura muy gratificante.

Anuncios

2 comentarios en “Los héroes son mi debilidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s