Kiss me: Objetivo tu y yo

Objetivo tu y yo

La segunda entrega de la trilogía #KissMe está protagonizada por Logan, un ligón acostumbrado a conseguir a cualquier chica a la que desee, y Grace, una chica dulce y encantadora pero no menos orgullosa: el cóctel explosivo está servido. Si quiere recuperar a su chica, va a tener que seducirla…

Logan conoce a Grace por casualidad. Metido a fondo en su papel de playboy, iba buscando a otra persona, pero acabó llamando a la puerta Grace y se encontró con una chica tierna, divertida… y para nada lo que Logan anda buscando. Así que Logan rechaza a Grace. Error. ¡ERROR!

Ahora ella no quiere saber nada de él, pero Logan está dispuesto a lo que sea, LO QUE SEA, con tal de tener una segunda oportunidad. Chicos que saben lo que hacen. Chicas que saben lo que quieren. Risas, amor, y mucha, mucha tensión sexual.

Segunda entrega de la serie Kiss me, que parece que finalmente va a ser una tetralogía. Esta segunda novela sigue la línea de la anterior. Es una novela bastante adictiva, amena, dinámica. También hay mucho sexo explicito que esta muy bien explicado por eso como ya dije en la anterior reseña y comente en el wrap up que subi anteriormente al blog, no creo que esta serie sea una novela young adult. Es una novela muy divertida, tiene muchos puntos de humor y me ha enganchado tanto como la anterior.

En este caso conocemos un poco más a Logan, otro miembro del equipo de hockey. Es un chico que tiene bastante popularidad con las chicas. Es un chico encantador, tiene un encanto distinto al de Garret pero igual de efectivo con las féminas. Logan es el chico malo que sabe que lo es y se ha puesto una normas muy estrictas a la hora de relacionarse con las chicas. Sabe lo que busca, lo que puede dar y lo que no y por eso no esta dispuesto a los malos entendidos. Por eso cuándo se encuentra con Grace, a pesar de que saltan chispas entre ellos, sabe que solo es un lio pasajero, no quiere complicarse, así se lo hace saber. Digamos que Logan aplica lo que más vale una ostia a tiempo. Así que dicho y hecho eso es lo que sucede. Con lo que no contaba es con que tuviera conciencia, o quizás con tener más de la que él creía. Es decir, que a medida que pasa el tiempo se da cuenta de lo que ha hecho mal, quiere enmeder el error y se da cuenta de que quiere enmendar su error. Logan hará todo lo posible por enmerdarlo y que Grace le de otra oportunidad.

Grace es la típica chica buena que es buena estudiante, es tímida, esta centrada en los estudios y no es muy popular que se diga. Se siente atraída por Logan desde el primer momento pero sabe que la vida no es un cuento de hadas precisamente yque lejor de que Logan este a su alcance es más bien todo lo contrario. Sin embargo, las chispas que saltan entre ellos son innegables y cuando tienen un momento de intimidad, Grace se siente la persona más feliz del mundo, l oque sucede es que finalmente Logan se comporta como un imbecil y lo acaba fastidiando. Debido a esto a Grace posteriormente le cuesta darle la segunda oportunidad que Logan con tanto ahinco busca.

En general, el libro me ha gustado pero sinceramente creo que el primero es bastante mejor. Es una novela new adult que nos cuenta una historia de amor, al igual que la anterior, y he de reconocer que la autora sabe darle un toque especial. Aunque es cierto que hay bastante sexo, y además muy bien explicado, a veces se me hace excesivo. Lo bueno es que la autora las describe muy bien sin ser vulgar y que además, al igual que en el primero, también se ve cierta profundidad en los problemas de los personajes, sobre todo en  Logan, con sus problemas familiares y la vida que tiene fuera del campus, con su hermano y su padre.

En concuclison, me ha gustado pero no tanto como el primero. Logan y Grace me caen muy bien y la historia es muy cuqui pero donde esten Hanna y Garret que se quiten los demás.

Pensé que era cierto

 

pensé que era cierto

Gwen Castle nunca había tenido tantas ganas de decir adiós a la isla en la que vive hasta que Cassidy Somers, su gran error del verano, acepta un empleo allí como «chico para todo». Él es un niño rico que vive al otro lado del puente en Stony Bay, mientras que ella pertenece a una familia de pescadores y limpiadoras, aquellos que trabajan para que los turistas disfruten del verano. Y a ella, seguramente, le espera el mismo destino. Pero tras una conversación con su padre, las cosas cambian: saltan chispas y algunos secretos que hasta ahora lo habían sido salen a la luz, al tiempo que ella pasa un verano maravilloso y agotador, debatiéndose entre lo que hasta ahora pensaba que eran su hogar, aquellos a los que ama o, incluso ella misma, y lo que la realidad le demuestra.

Siempre me han gustado las historias de amores de verano. En realidad, me entusiasman. No sé que tendrán que siempre me cautivan. Son intensos, refrescantes, adictivos. Cuando supe que iban a publicar esta novela me entusiasme porque además de que se trata de una novela de un amor de verano, además es una novela de Huntley Fitzpatrick.

Huntley Fitzpatrick es una autora que me cautivo con la novela de “En la puerta de al lado”. Fue una novela que me encanto tanto por la historia como por la pluma de la autora. Así que tenía bastantes ganas de leer el resto de sus novelas. En este caso nos encontramos con el reencuentro no del todo grato de Gwen y Cassidy ,  dos chicos que ya se conocían de otros veranos, que tienen un pasado en común pero que por un determinado hecho tienen una relación bastante tirante.

Gwen es una chica muy guapa, vivaz, que trabaja en el bar de su padre y al mismo tiempo trabaja como acompañante de una de las señoras más ricas de la isla. Es hija de una familia de pescadores y limpiadoras que se ganan la vida trabajando en la isla sirviendo a las familias ricas y trabajando para que los turistas disfruten del verano. Es una joven que tiene aspiraciones de salir de la isla para buscarse un futuro mejor y no verse condenada a trabajar para los demás.  Gwen tiene una gran carga a su espaldas, ya que ella  y su primo tienen que trabajar para que entre más dinero en la familia y en su casa y así dejar de pasar estrecheces.

Cassidy es uno de los chicos populares que vive en la isla en verano. Es un niño rico que tiene casa en la isla, guapo, atractivo y además es miembro del equipo de natacion. Viene de una familia bien, rica, donde no tienen problemas económicos y tampoco tienen que trabajar para ganarse la vida. Sin embargo, acabara aceptando un empleo de jardinero y chico para todo porque su padre decide que ya es hora de que sepa lo que es la vida y que sepa que no todo es tan fácil de ganar y de obtener. Para tener lo que se quiere hay que trabajar.

Gwen y Cassidy son personajes opuestos, de orígenes diferentes que sin embargo tienen una conexion. “Pensé que era cierto” es una novela que nos cuenta su historia de amor, que comienza siendo una historia sencilla de amor de verano, pero que esconde más de lo que se ve a simple vista. A través de estos dos personajes vamos conociendo al resto de los secundarios, que nos muestran como es el ambiente en la isla, las relaciones entre las distintas personas que son de orígenes diferentes. Digamos que a través de ellos vemos como se relacionan los niños ricos con los niños pobres, en las fiestas de la playa, durante el verano. Sobre todo creo que esta novela es una historia de personajes, con una gran carga emocional. Todos tienen un carga, un pasado a sus espaldas, del que se arrepienten, que deben enfrentar para poder así comenzar con su futuro.

En conjunto me ha gustado la novela pero quizas me esperaba bastante más de ella. Me ha entretenido pero no ha sido todo lo esperado. Creo que la historia de Gwen y Cassidy podía haber dado más de si.

Entre viñedos

Entre viñedos

Faith Holland tuvo que marcharse de Maningsport, su hogar, después de que, delante de todo el mundo, su prometido la dejara plantada al pie del altar. Pero años después, con más edad y también más experiencia, cree que ha llegado el momento de regresar, y más después de que su hermana la inste a hacerlo para que su padre no caiga en manos de una cazafortunas añosa que se viste como una fulana.
De vuelta entrará de nuevo en la vida de la empresa de su familia, Viñedos Blue Heron, que su hermana Honor dirige con mano firme. Tendrá que enfrentarse a dramas familiares varios y, sobre todo, reconciliarse con su pasado y, de paso… Por qué no, también tomarse un buen tinto.
Igual que Levi Cooper, el jefe de la policía local —y el mejor amigo de su ex novio—. Ese desgraciado, con sus ojos de color verde intenso, de quien no sabe mucho salvo que fue el responsable de que su boda acabara en un fiasco. Y eso no ha podido olvidarlo. Para colmo, el dichoso jefe de policía parece estar en todas partes… para fastidiar… ¿O tal vez no?

Kristan Higgins es una autora bastante conocida que ahora esta publicando la editorial  Libros de Seda. Me llaman mucho sus portadas y la sinopsis de sus novelas. No me atrevia a empezar con sus novelas porque no sabia si iban a cuadrar con mis gustos o mejor dicho si su forma de contar historias iba a gustarme. Finalmente decidí empezar con esta novela gracias a Loli Díaz la coordinadora de la Revista Románticas que me recomendo empezar con esta para conocer a la autora.

No puedo decir que me haya gustado mucho esta novela. Creo que decirlo sería mentir. Tampoco es que no me haya gustado sino que simplemente creo que esta autora no es para mí. La verdad es que quizás las expectativas que tenía eran altas o quizás es que no pude evitar hacer comparaciones. Me explico, nada más leer la sinopsis pense que esta novela me iba a gustar mucho porque creía que podía tener todos los ingredientes necesarios para que me gustara, más que nada porque era una historia de amor contemporánea, que tenía lugar entre dos personajes que se conocían de toda la vida y porque quizás hice comparaciones con otra novela que leí que transcurría en el mundo vinicola. Creo que mi error fue pensar que la novela sería como una muy conocida novela de Nora Roberts, que transcurre en el valle de Napa.

Lo sé, me podéis decir que estas dos novelas no tienen nada que ver pero a mi parece si. Ambas como digo transcurren en el mundo vinicola, ambas transcurren  en los viñedos de una familia de viticultores y ambos tienen como protagonista a la hija de los dueños. A partir de ahí las cosas se separan porque la historia de napa valley transcurre con algo de suspense y la verdad es que Roberts hace maravillas contando la historia. Sin embargo, no conecte en absoluto con los protagonistas de esta novela de Higgins. Faith me parece una boba y algo insulsa y Levi creo que tiene mucho potencial. Creo que él es lo más interesante de la novela pero sinceramente no se que le ve a Faith.

Levi es un exmilitar que ha vuelto para ser el sherrif del pueblo. Es un hombre apuesto, viril, bastante paciente, inteligente, astuto y además tiene un trabajo fijo. Creo que en mucho sentidos es un buen partido. Faith es la hija de una familia de viticultores que vuelve a casa después de unos años fuera. Faith es una mujer inteligente, tímida, bastane sosa e insulsa. No conecte con ella en absoluto, es la típica niña buena. A mi parecer no tiene ni una pizca de caracter. No sé que es lo que ve Levi en ella porque la verdad es que a mi parecer pegan bastante poco.

Otro detalle de la novela es que no entendi toda esa parte de la trama donde ella no llega a casarse y se tiene que ir de la ciudad para alejarse de sus problemas porque su prometido se ha dado cuenta de que la quiere, la tiene cariño pero no es amor porque tiene otra orientacion sexual. Y quizá esto sea un spoiler pero es que es  lo que más me chirrio de la novela. En definitiva, que no llegue a entender absolutamente nada de la novela. No encontraba la coherencia en el argumento ni en los personajes.

Latidos de una bala

Latidos de una bala

Berta viaja a Nápoles con sus dos mejores amigas para practicar italiano. Esa es la excusa. El verdadero motivo es pasear en esas calles llenas de adoquines hasta no sentir los pies, comer pizza hasta que le duela el estómago y bañarse en el Mediterráneo hasta que se le arruguen las yemas de los dedos.

Romeo Leone es un italiano de piel canela, ojos verdes amenazadores y mal carácter. Robar, extorsionar y traficar, todo parece correcto para alcanzar su meta de convertirse en el maldito rey de los suburbios.

Él es lo opuesto a lo que ella busca. Ella no es su tipo. Pero el destino o el azar hará que se crucen sus caminos y nada volverá a ser lo mismo.

Alexandra Roma es una autora española que todavía no había leído. Decidí enmendar el error leyendome esta novela que me llamo la atención por el título y por transcurrir en Nápoles una ciudad muy ligada a la mafia o la camorra. Decidí leer la novela sin leer comentarios y reseñas porque no quería llevarme una idea preconcebida y tampoco tener las expectavivas muy altas. En conjunto, la novela me ha sorprendido gratamente. Creo que es una novela interesante, entretenida, bastante adictiva y con dos personajes muy interesantes por ser tan distintos y también es muy interesante por el ambiente escogido.

La autora nos traslada a Nápoles, cuidad del sur de Italia, bastante conocida por sus monumentos artísticos pero también por la mafia o la camorra. La verdad es que me ha resultado refresante encontrarme con una novela romántica con este telon de fondo. Cuándo escucho el nombre de la ciudad, siempre pienso en la mafia napolitana, en la Cosa Nostra. Desde fuera nos cuesta olvidar que la ciudad es algo más que la camorra o las familias mafiosas. En esta novela viajamos por la ciudad a través de los ojos de una española, que desea conocerla más alla de la mafia y sin dejarse influenciar por este tema. Lo que no esperaba era encontrarse con Romeo,  un joven rebelde, descarado, bastante cretino en algunas ocasiones pero que la llama de manera irremediable.

Romeo es un personaje magnético, atractivo, irreverente, chulo en algunas ocasiones, bastante camorrista, descreído, descarado pero que siempre es objeto de deseo. Es un encantador de serpientes. A través de Romeo vemos a lo que se puede ver abocado un joven que debe hacer frente a una madre enferma a la que debe mantener. Por Romeo entendemos lo que puede atraer el dinero fácil de la mafia pero también que dichos tratos pasan factura y todo se paga. En la mafia es muy fácil entrar pero muy dificil salir.

Berta y Romeo no pueden ser personajes más distintos, pero dicen que los polos opuestos se atraen. Berta llega a Napoles con la idea de pasar un verano divertido e ncompañia de sus amigas, vivir alguna aventura o amor de verano pero nada más. Sin embargo, aunque al principio ella y Romeo no se aguantan pronto se dan cuenta que del odio a otra cosa sólo hay un paso. Los diálogos entre ellos son muy refrescantes, hilarantes, divertidos au nque en algunos momentos son mordaces e irónico y en otros la cosa se pone más seria.

Como digo en conjunto la novela me ha parecido muy intereasnte, entretenida y bastante adictiva. Me han gustado mucho los personajes y he disfrutado de su historia de amor y sobre todo de sus diálogos. La novela me ha sorprendido gratamente y haré un hueco en mis lecturas a otras novelas de la autora.