Corazones que se rompen

71sOgr0cfbL

Estelle siempre ha estado enamorada de Oliver: por ser el mejor amigo de su hermano, por estar siempre alrededor… y por la evidente química que siempre ha habido entre los dos. Pero el destino se interpone para que sus caminos se separen: Oliver se marcha para estudiar medicina… y Estelle se queda con el corazón roto. Tiempo después, Estelle es propietaria de una galería de arte. Se encuentra superando la pérdida de su prometido, fallecido un año atrás. A pesar de tener el corazón roto de nuevo, Estelle sabe que puede seguir adelante, pero no cuenta con la vuelta de Oliver, convertido ya en médico residente, ni con la oferta que este le hace para que pueda dar clases de arte a los niños de su hospital. Ahora ambos deberán enfrentarse a la atracción que sigue existiendo entre los dos y luchar contra el pasado para saber si merece la pena tener una segunda oportunidad, para saber si los corazones que se rompen pueden volver a su estado original…, para saber si su pasión desmedida también es amor entre los dos. 

Cuando leí la sinopsis de esta novela me llamo mucho la atención porque siempre me han gustado las historias de segundas oportunidades. Y esta es una de ellas. Además también me llamo muchísimo la portada que me parece muy sugerente. El sello Phoebe siempre trae portadas atrayentes para las lectoras de romántica y en la mayoría de los casos están muy relacionados con el contenido de la novela. 

Estelle y Oliver se conocen desde hace muchos años, Oliver es el mejor amigo de Vic el hermano de Estelle por lo que Oliver la ha visto crecer casi desde que era una niña. Tienen muy buena relación pero las cosas cambian porque ambos tienen ambiciones muy distintas en la vida. Tal y como dice la sinopsis, Elle y Oliver se reencuentran años después cuando ella es propietaria de una galeria y esta superando la muerte de su prometido y Oliver es ya un médico residente con un brillante futuro. El argumento en sí, es bastante sencillo pero a mi ha logrado atraparme, por eso que comentaba anteriormente, me encantan las historias de segundas oportunidades donde el amor suge a raíz de una amistad. 

En conjunto es una historia que me ha gustado mucho por la sencillez del argumento donde apenas hay  drama, existe el drama justo pero por lo demás es una historia de  personajes donde hay una atracción sexual no resuelta. Oliver es un personaje que a mi me ha caído bastante bien; tiene ese punto magnético y al a vez canalla que atrae a la lectoras y también a la protagonista. Oliver parece alérgico al compromiso pero a lo largo de la novela descubriremos que tiene sus razones y también veremos como las cosas cambian. Estelle, es una mujer  sensible, emotiva, tiene mucha empatía con la gente que la rodea y una gran sensibilidad artística. Es un personaje que me ha parecido muy interesante por todo el proceso de evolución que tiene; siempre ha tenido muchas inquietudes y no se ha dejado llevar por lo que otros dicen que debe hacer con su vida. 

Ambos personajes encandilan y la historia no resuelta entre ellos es el eje de la novela. Son una pareja muy bonita y muy tierna en muchos aspectos. Los personajes secundarios también me han parecido muy interesantes. Vic, el hermano de Elle es protector y todavía tiene esa visión de ella, de niña a la que hay que proteger. Mía, la amiga de Elle me ha parecido también un personaje que da bastante juego. Aunque a mi quien me ha ganado de la novela es sin duda Oliver. 

Creo que es una historia romántica, sencilla, sin mucho drama y muy entretenida donde vemos la evolución de dos personajes que hacen muy buena pareja y que deben decidir si se dan una segunda oportunidad para lo que hay entre ellos. Es una muy buena novela para entretenerte, pasar un buen rato, leer entre novelas con más intensidad y que te dejará con una sonrisa. 

Anuncios