A este lado del paraíso

Imagen

De lo único de lo que se hablaba en Virgin River era de que un desconocido había comprado la iglesia abandonada del pueblo. Al comprador, le pasaba lo mismo que al edificio: le hacía falta que lo cuidaran. Noah Kincaid llegó a Virgin River listo para ponerse manos a la obra y dar vida a su flamante adquisición, pero para ello iba a necesitar ayuda. Puso un anuncio en el periódico y se presentó una extraña candidata. Con su ropa de colores chillones y su peculiar pasado, Ellie Baldwin no parecía adecuada para el puesto. La bella y descarada Ellie necesitaba un trabajo respetable para recuperar la custodia de sus hijos. Su valor y su determinación fascinaron a Noah. Ella podía ser el soplo de aire fresco que tanto necesitaba. Quizá procedieran de mundos distintos, pero tenían muchas más cosas en común de lo que cualquiera de los dos podía imaginar. Y en Virgin River la felicidad siempre era posible.

Novena novela de la serie “Virgin River”. A este lado del paraíso sigue la estructura de novelas anteriores, aunque no por ello resulta menos encantadora, entretenida y entrañable. Al pueblo llega un desconocido que ha comprado la iglesia. No es otro que Noah, un pastro presbiteriano que tiene más pinta de leñador que de clérigo. Es un hombre fornido, con bastasnte carácter, dos licenciaturas una de ellas en psicología. Noah estaba a la espera de que le asignasen parroquia cuando vio un anuncio en ebay sobre una iglesia en este pequeño pueblo. Tras visitarla decidió hacerse con ella y trasladarse a vivir allí.

En el pueblo no tardaron en enterarse y le recibieron con los brazos abiertos. No es que necesitaran un párraco pero siempre estaban en cantados de recibir a un hombre que tenía como profesion dedicarse a ayudar a los demás y encargarse de lo más afligidos. Sin embargo, Noah no es como todos se esperaban. Es un hombre maduro, fornido, acostumbrado al trabajo y bastante atractivo. Enseguida hace migas con Jack,  Predicador, Mike y demás habitantes del pueblo.

Al pueblo también llegara Ellie, una joven madre de dos hijos que ha trabajado como bailaria exótica y que quiere un trabajo más respetable para poder hacerse cargo de sus hijos. Aunque la apariencia de Ellie desconcierta a Noah, ya que la ve demasiado joven, y poco recatada para ser la ayudante de un parroco, no duda en contratarla. Ellie es una joven que no ha tenido mucha suerte en la vida, se quedo embarazada muy joven, no ha tenido demasiada suerte con los hombres pero es una buena madre que quiere a sus hijos y darles todo aquello que necesitan. A pesar de sus penurias Ellie es irreverente, extrovertida, optimista y su alegría es contagiosa. Se ganará el corazón del pueblo y de su gente incluyendo a Noah.

Lo que más me gusta de las novelas de Virgin River es  que son muy entretenidas, tienen una gran variedad de personajes que han pasado por las más diversas situaciones pero sobre todo que te sientes como un vecino más del pueblo. Esta novela también tiene su toque de misterio. Ellie busca un trabajo como ayudante de un parroco porque su ex ha esgrimido que con su otro trabajo no puede hacerse cargo de sus hijos. Su ex acaba siendo un hombre controlador, maltratador y bastante manipulador.  Para tratar con él Noah no dudara en ayudarla al igual que todo el pueblo. Ellie aprenderá  que no esta sola en el mundo y que puede contar con la ayuda de muchísima gente que la aprecia.

Al igual que en otras novelas conoceremos la vida de otros personajes como la de Paige y Predicador que ya tienen a su primer hijo biológico. También conocemos a George un amigo de Noah, que viajará al pueblo para conocerlo y acaba entablando también amistad con el resto de personajes incluidos los Riordan. Aquí vemos como la relación de Luke y Shelby ha llegado más que a buen puerto puesto que se van a casar y será Noah quien oficie la ceremonia. Y por último la autora nos presenta a varios posibles personajes para las siguientes novelas, todos ellos se encuentran entre los hermanos Riordan: Sean, Aiden, Colin, Patrik.

Es una novela que he disfrutado mucho sobre todo por los diálogos entre Ellie y Noah,  que son de lo más divertidos. Ellie no es exactamente miss recato y tampoco lo pretende y su forma de hablar al igual que sus consejos harán las delicias del lector. No es la novela que más me ha gustado de la serie pero aún asi la he disfrutado mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s