Harley R.

nuevo-patricia-sutherland-resumen-harley-r-L-fHGXYcPara Abby nunca ha habido nadie más que Dakota, un motero con el que sueña despierta desde que iban al parvulario, pero ahora sabe que sus sueños nunca se harán realidad porque él no está enamorado de ella, sino de Tess, su hermana mayor.  Prendada de un hombre que el destino ha querido convertir en su cuñado, sintiéndose traicionada por su propia hermana y dolida con su familia que parece haberse puesto de su parte, Abby se precipita al vacío de la depresión, un abismo del que, haga lo haga, no consigue salir. 

Cuando aquella mañana, sin saber cómo, amanece en la cama de Evel, el mejor amigo de Dakota, Abby comprende que ya no puede caer más bajo. Ha tocado fondo y aquello es el fin.  Pero todo fin lleva implícito otro principio. 

Este nuevo comienzo la introducirá en el fascinante mundo de los amantes de las motos y el tuneo, donde descubrirá su auténtico talento, y allí, entre piezas de recambio y aceite para motores, tendrá la ocasión de conocer al verdadero Evel, un hombre afectuoso e intuitivo cuya generosidad marcará la vida de Abby de forma definitiva.  Un hombre tan cautivador como precavido a la hora de entregar su corazón a una mujer con quien Abby descubrirá, en circunstancias difíciles, que tiene más cosas en común aparte de la pasión por el arte, las motos y el chocolate… 

Patricia Sutherland se ha convertido en una de mis autoras favoritas. Tarde mucho en leer sus novelas pero cuando leí la serie Sintonías compuesta por: Bombón, Primer Amor y Amigos del Alma, me enamoré completamente de su forma de narrar y de sus personajes. Quizás empecé al revés que todo el mundo. Muchas de las lectoras empezaron con su novela “Princesa” y después leyeron la serie Sintonías. Quizás por eso me distingo tanto de otros de sus fans. Me distingo de ellas porque Dakota no me gusto ni un pelo. No me malinterpretéis “Princesa” me parece una novela transgresora, en el sentido, de que aborda una relación con una gran diferencia de edad y en un género como el contemporáneo. Y diréis que por que esto me parece transgresor. Ya hay novelas donde la diferencia de edad es palpable, pero es en novelas históricas y la mayoría de Regencia, donde doncellas casaderas van en busca de marido, que en algunos casos les doblan la edad. En el caso de Dakota y Tess, él es el joven y ella la que le dobla la edad. Salvando esto, la novela me gusto bastante poco, quizás porque no conecte nada con un personaje tan anodino como Tess ni con un macarra deslenguado y falto de educación y formas como es Dakota. 

Por eso tenía bastaste reticencia a seguir con la serie Moteros, que inicía “Princesa” y que continúa con esta novela. No sabía lo que me iba a encontrar pero de seguro no quería leer a otro personaje como Dakota ya que me provoca de todo menos simpatía. Tras mucho dudar, aunque me hice con él nada más salir, y leer otras novelas antes este fin de semana decidí comenzar la novela. Me he sorprendido gratamente con lo que he encontrado dentro. La novela me parece una historia original donde nos adentramos en el mundo de los moteros, el tunning y el maquillaje corporal. Algo inusual en novelas contemporáneas. Así que como siempre Patricia sigue innovando y sorprendiendo a sus lectores. La narración es de gran calidad, fluida y muy adictiva. 

Ahora pasemos a los personajes. Abigail Gibb es una joven de veinticinco años bastante herida por un mal amoroso al que todo el mundo confundió con un capricho. Su actitud hacia Dakota en el primer libro nos mostró a una joven totalmente embriaga por un joven que pasaba de ella y al que había idolatrado. Ahora es una mujer rota, que no para por casa, esta enfadada con su familia y cada vez es más rebelde. Es una joven que siempre ha llamado la atención y que todo el mundo juzga por su imagen y la creen superficial. Poca gente cree en su talento y cree que puede salir adelante pero Abby tiene agallas, carácter y fuerza de voluntad. Llega un punto en que ha tocado fondo, lo sabe y decide salir adelante y no volver a caer, cueste lo que cueste. 

Brian “Evel” Rowley es un motero, mejor amigo de Dakota y esta completamente colado de Abby desde que tuvo un encuentro anterior con ella. Lejos de ver en ella solo su imagen, que es preciosa y le vuelve loco, ve en ella una mujer con fortaleza, talento y agallas. Evel es el protagonista indiscutible de esta novela. Es un personaje muy distinto a Dakota, lo cual es de agradecer. Maduro, seguro de si mismo, educado, protector y amable. Aunque esta loco por Abby, no se acerca a ella de la misma manera que otros hombres. Primero se convierte en su amigo y después se va ganando poco a poco su espacio. Es un hombre generoso e intuitivo que ama de manera incondicional, es leal y todo un caballero. 

La relación entre ambos comienza poco a poco. Abby y Evel se van encontrando por casualidad en varias ocasiones. Evel la cuida y la protege, la ayuda en lo que puede y con paciencia se va ganando su simpatía. Los encuentros dejaran de ser casuales y Evel se convierte en  el “Gran hermano” de Abby, aunque espera ser algo más. Detrás de la imagen caprichosa de Abby, vemos a una mujer frágil, a la que no le gusta sentirse vulnerable y que tiene muchas agallas para sacar adelante su vida con coraje y convicción. Evel ve precisamente eso, cosa que no han visto los demás ni siquiera su familia. Su historia va despacio y con buena letra pero no por eso es menos intensa. 

La historia de estos dos grandes personajes se ve aderezada con el mundo de las motos, donde Evel es bastante conocido y donde Abby encuentra su modo de expresarse y ser feliz. Abby entra en el mundo de Evel con pie firme  ganándose a todos los del taller, ganándose un hueco. Esto les permite conocerse mejor. También hay un personaje entrañable, Angela, la abuela de Evel  que aporta la parte tierna, y da algún que otra ayuda para que estos dos tortolitos acaben por juntarse. Les ayuda porque sabe que para seguir adelante deben dejar atrás su pasado. Abby debe dejar atrás su enamoramiento de Dakota y Evel debe superar lo que sucedió con Harley R. una tatuadora muy conocida que forma parte de su pasado y que debe dejar atrás si quiere tener una oportunidad con Abby. El pasado es pasado, tal como dice Abby y el futuro solo es de ellos. 

En conjunto es una novela espléndida. Solo se me ocurren buenos adjetivos para esta novela. Y para mí es muchísimo mejor novela que “Princesa” porque tiene a dos personajes sólidos, contundentes, con carácter y porque no decirlo siento debilidad por los caballeros andantes. Evel lo es a su manera y me ha conquistado. 

Anuncios

Un comentario en “Harley R.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s