El lago de los sueños. Friday Harbor III

La guapa y tímida Zoe Hoffman ha renunciado prácticamente al amor. Es un alma tierna y romántica, pero que ha sufrido tanto en el pasado que no se atreve a confiarle a nadie su corazón. Mucho menos a Alex Nolan, a quien ha contratado para que remodele una casa en el lago a pesar de su comportamiento grosero y su reputación de hombre amargado y vividor.

Lo que Zoe no sabes es que Alex está siendo atormentado por un fantasma que le acompaña a todas partes. Alex bebe para mantener a raya a sus demonios y no solo ha renunciado al amor, sino que jamás ha creído en él. Zoe y Alex son como el agua y el aceite, el hielo y el fuego, la luz y las sombras. Pero a veces solo se necesita un rayo de luz para espantar la oscuridad.


Lisa Kleypas siempre ha sido una de mis autoras favoritas. He disfrutado mucho con sus libros. Sin embargo, cuando decidió lanzarse a la contemporánea no estaba segura de que pudiese disfrutar de sus libros de la misma manera. Me equivoqué.  Con la serie Travis disfrute muchísimo con los tres libros, pero con el que más con “El diablo tiene ojos azules”.  No se porqué, pero siempre que leo una serie, hay un libro en concreto, unos personajes en concreto que me llegan más que otros. Con la serie Friday Harbor me ha sucedido exactamente lo mismo. Todavía me queda un libro por leer pero aún así puedo decir que “El lago de los sueños” es mi novela favorita de esta tetralogía. 

Desde que comencé con la serie Alex Nolan me ha cautivado y he querido saber más de él. Es un hombre atormentado, alcoholico, cínico, sin esperanza en la vida, completamente existencialista. Sólo ve lo negativo de la vida al igual que sus hermanos, pero Alex lo lleva a un extremo quizás mayor que los demás. Es un hombre inteligente, atractivo, sexy pero tremendamente amargado.  Siempre me pregunté como iba a resolver el enigma y los problemas que sufre Alex la autora. Los otros dos hermanos encontraron la esperanza en su sobrina Holly y después cada uno de ellos en una mujer. Sin embargo, ni Sam ni Mark habían estado casados antes ni habían sufrido el desconsuelo ni el desencanto que supone que un matrimonio acabe mal. Y ninguno de ellos escondía su amargura en el alcohol como hace Alex. Sam y Mark habían salido de la casa familiar mucho antes que Alex, y eso les había salvado de convertirse en víctimas de dos alcoholicos sin control que lo único que buscaban era destruise así mismos y destruir todo aquello que les rodea. 
Con esta situación me preguntaba si Alex Nolan conseguiría redimirse, encontrar la esperanza y desear algo tanto como para luchar por ello.  Por suerte lo encuentra y de la manera más dura, tierna, hermosa, maravillosa y romántica. 

Zoe Hoffman es una mujer joven, hermosa, voluptuosa y tímida. Ella misma reconocoe que no se le dan bien las relaciones sociales. Siempre ha sido juzgada por su físico y nunca ningún hombre ha mirado más allá.  Divorciada de su marido, trabaja en la posada de su hermana como cocinera. Zoe tiene un don, al igual que otros son arquitectos, pintores, artistas y tienen ese don para cautivar con lo que mejor saben hacer; Zoe tiene un don para la cocina, es capaz de cautivar con su comida, con su buen hacer. Además es buena persona, compasiva, cariñosa, tierna y protectora. Tiene miedo a confiarle a alguien su corazón pero cuando ve a Alex luchar contra sus demonios, no puede evitar querer ser la luz en su oscuridad, quiere ser su tabla de salvación. 

La relación entre ambos surje porque Alex necesita un trabajo y Zoe remodelar una casa para ella y su abuela. Alex es un buen carpintero y arquietecto, y Zoe le contrata. Lo que parece ser una relación de cortesía, se convierte en amistad y sin darse cuenta ambos se van enamorando poco a poco de manera irremediable. Desde el principio me ha parecido una novela adictiva, increíble, maravillosa, tierna. La historia de amor entre ambos es intensa, apasionada, llena de esperanza. Alex puede parecer un cretino, pero con Zoe demuetra una ternura que sorprende a muchos incluso a él mismo. Zoe saca lo mejor de él. Zoe no quiere enamorarse, pero sin saber porqué ve cosas en él que nadie parece haber visto antes. Esos detalles pequeños son los que la cautiva y la hacen enamorarse irrevocablemente. 

La relación viene aderezada por dos ángeles guardianes. Un fantasmas que acompaña a Alex en todo momento y que es la voz de su conciencia y una abuelita entrañable que anima a Zoe a luchar por lo que quiere y a disfrutar por el camino. 
Creo que es una de las mejores novelas que he leído. En realidad, puede que me la haya leído ya unas cuatro veces. No había hecho la reseña hasta ahora, porque cuando lees un libro que te encanta tanto es difícil encontrar las palabras para expresar lo mucho que te ha gustado. Sin duda lo recomiendo. No creo que defraude a nadie. 




Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s