Marcada a fuego

Aunque la centinela de DarkRiver Mercy está sintiendo la presión de emparejarse, se resiste con uñas y dientes cuando Riley Kincaid, teniente del clan de los SnowDancer, intenta poseerla. El problema no es que él la cabree, sino que él es un lobo y ella un gato, y los dos están acostumbrados a dominar. 

Pero cuando un brillante investigador de los cambiantes es secuestrado en territorio de DarkRiver, Mercy y Riley deben trabajar juntos para localizar al joven… antes de que sus misteriosos captores decidan que ya no les es útil. Mientras, los dos dominantes deben descubrir que someterse el uno al otro desvela no solo una conspiración letal, sino una pasión tan visceral que los dejará a ambos marcados a fuego…


Desde que comencé a leer esta serie de los Psi/Cambiantes, no he parado de enamorarme de todos y cada uno de sus libros. Cada uno de los libros me ha gustado por una u otra razón. La trama siempre es trepidante y nos adentra cada vez más en una guerra entre cambiantes, psi y humanos. Una guerra donde cada una de las razas tendrá que tomar parte. En cada libro vemos donde se sitúan las fuerzas, vemos como están las cosas, cuáles son las alianzas y cuáles los enemigos a vigilar. 

Es una guerra que al principio solo se iba a librar entre Psi y Cambiantes, pero han aparecido otros dos grupos a tener en cuenta: la Alianza y los Psi puros. Ambos tienen a gente en sus filas que pueden hacer mucho daño. Ambos grupos se mantienen un poco en la sombra pero poco a poco van haciendo movimientos contra los Consejeros y contra los SnowDancer y Dark River que obligan a estos a posicionarse aún más. Además podemos ver como dos razas que antes parecían totalmente opuesta se van acercando, se van fraguando posibles alianzas que antes eran impensables. Esto es porque entre las manadas cambiantes ya hay algunos psi que se han ganado el amor de sus compañeros y también la lealtad de las manadas. 

Entre esta situación nos encontramos con una centinela, Mercy quien ha visto como sus amigos, sus compañeros y su alfa se han ido emparejando. Pero para quien emparejarse con alguien sumiso o que no pueda tratar con su bestia dominante supone un problema. Mercy es un personaje que siempre me llamo la atención porque tiene mucho sentido del humor, es muy guapa pero sabe que sus compañeros la respetan a pesar de su belleza y que para ellos ésta solo es una anécdota. Ante todo es una centinela leal, fiel a sus principios y a su manada. El hecho de que todos los machos tan dominantes como ella se hayan emparejado no la ha dejado en una situación fácil. 

Riley Kinkaid es un teniente de los SnowDancer. Hombre reservado, atractivo, callado, fuerte y con las ideas muy claras. Es un hombre y lobo que tuvieron que hacerse cargo de ciertas responsabilidades muy joven. Cuando sus padres murieron, y a pesar de que otra familia les adopto, tuvo que hacerse cargo de si mismo  y de sus hermanos: Drew y Brenna. Tiene un alto grado de responsabilidad, mucho carácter que oculta bajo un muro de calma. Toda la manada le respeta, le adora y es un padre para muchos de los cachorros. Lo que le sucedió a Brenna le dejo marcas que no deja ver. 

Mercy y él se sienten atraídos desde hace mucho tiempo. Desde que ambos son los enlaces de sus respectivas manadas para relacionarse entre sí. Aunque su relación empieza con ciertos altibajos y es sobre todo física pronto Riley se da cuenta de que hay algo más subyacente. No es solo buen sexo, es algo mucho mayor. Mercy proporciona a Riley una tranquilidad de espíritu  que no ha logrado anteriormente. Mercy encuentra en Riley, al macho lo suficientemente dominante para hacer frente a su gato.  La relación no es fácil sino todo lo contrario es dura, apasionante, triste en algunos momentos, tierna.  Ambos creen con seguridad que si se emparejan alguno de los dos tendrá que abandonar a su manada. La manada es la familia y para ambos es bastante duro. 

No puedo contar mucho más sin desvelar la trama. Tan sólo decir que es una novela muy intensa. Me ha gustado descubrir más cosas de Riley, un personaje con mucho peso en otras novelas pero que la autora ha mantenido en la sombra en ciertos aspectos. Mercy me ha encantado, que puedo decir de ella. Es la única mujer centinela de los Dark River pero se ha ganado su puesto a pulso. Es fuerte y única. 

Es una novela increíblemente intensa, magnífica. Además de la historia de amor de Riley y Mercy vemos como cobran protagonismo otros personajes que creo que darán mucho que hablar.  Hawke y Sienna pintan como una pareja muy prometedora. Kaleb Krycheck me inquieta, también seguimos al fantasma haciendo de las suyas y Anthony se presenta como un duro rival dentro del Consejo.

Las novelas de Nalini Singh son muy completas. No creo que aburran a nadie. Y siempre me duran un suspiro. Estoy deseando leer la siguiente.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s