El símbolo perdido

¿Existe un secreto tan poderoso que, de salir a la luz, sea capaz de cambiar el mundo? Washington. El experto en simbología Robert Langdon es convocado inesperadamente por Peter Solomon, masón, filántropo y su antiguo mentor, para dar una conferencia en el Capitolio. Pero el secuestro de Peter y el hallazgo de una mano tatuada con cinco enigmáticos símbolos cambian drásticamente el curso de los acontecimientos. Atrapado entre las exigencias de una mente perturbada y la investigación oficial, Langdon se ve inmerso en un mundo clandestino de secretos masónicos, historia oculta y escenarios nunca antes vistos, que parecen arrastrarlo hacia una sencilla pero inconcebible verdad.

Dan Brown es un autor que se hizo muy popular en nuestro país gracias a un libro ambientado en la ciudad vaticana: Roma. El libro lo conocemos todos y cada uno de nosotros, da igual que lo hayas leído o no porque todo el mundo ha oído hablar de él. Y quien no lo haya leído es posible que si haya visto la película basada en el libro y que protagonizo Tom Hanks. Muchos lectores pensarán que hago reseñando este libro en este blog donde principalmente se reseñan novelas románticas. Pues bien, esta novela me la leí hace muchos años cuando salió publicada y se quedo aparcada. Ahora decidí darle una segunda oportunidad porque la novela romántica me tenía apática lectorilmente hablando. 

Soy una lectora voraz y exigente, me gusta la lectura de calidad pero de vez en cuando son necesarios libros que entretienen sin más y que limpian el paladar. No es que este siempre leyendo a premios cervantes o premios nobeles pero me gusta leer de vez en cuando novelas con cierta profundidad y otras veces todo lo contrario. Pues bien esta novela tiene algo de las dos cosas. Es una lectura para limpiar el paladar porque es una novela de suspense trepidante, donde aparentemente se da cierta profundidad a temas relacionados con la simbología, la historia y el arte. No nos engañemos sigue siendo una lectura ligera donde el autor ha tirado de documentación para trazar una historia de suspense relacionada con historia antigua incluso medieval y con la historia masónica. Muchas de las cosas que cuenta el autor sobre la masonería pueden ser ciertas, pero también puede que no. No debemos olvidar que estamos hablando de una novela de ficción. 

Tras leerme “Ángeles y demonios” y “El código da Vinci” decidí darle una oportunidad a esta novela. No es que las novelas de Dan Brown sean malas, porque no lo son exactamente sino que son novelas entretenidas, que enganchan y te mantienen en vilo. Quieres saber el final cuánto antes, pero una vez leídas creo que pasan al olvido. Por eso son novelas, según mi opinión, para limpiar el paladar. “El simbolo perdido” me pareció interesante porque el autor no la ambienta en Europa como las otras dos sino en su propio país. Estados Unidos tiene una historia reciente en comparación con la vieja Europa pero precisamente por eso me resulto interesante.  No hay que olvidar que Estados Unidos culturalmente hablando se ha nutrido de grandes personajes y no tan grandes que emigraron de Europa debido a los regímenes totalitarios que imperaban en Europa y por la  II Guerra Mundial. Así que me pareció una novela interesante por hablar de la simbología de Washington, la capital del país más liberal por antonomasia. 

Nada más empezar la novela me enganchó a sus páginas. Robert Langdon me gusta como personaje. Creo que un historiador y simbólogo como protagonista principal es interesante. Al menos no es el típico agente de la CIA o el FBI. Es un personaje aparentemente ingenuo que se ve golpeado por la realidad página tras página. Seguí la lectura con entusiasmo pero hacía la mitad, la novela para mí empezó a decaer porque la trama de suspense me comenzó aparecer previsible. A pesar de ello seguí hasta finalizar el libro.  Cerré el libro con la misma sensación con la que acabé “El Código da Vinci”, que la trama estaba bien planteada pero que el final es precipitado, rápido y demasiado previsible. 

En definitiva, no sé si me ha gustado o no el libro, estoy en fase de asimilación. Algo que en principio podría ser normal pero que para mí no lo es porque es la segunda vez que estoy en fase de asimilación. La segunda lectura y me quedo con la misma sensación que la primera vez. Creo que Dan Brown plantea muy bien sus novelas con argumentos interesante pero que comete el error de precipitarlo todo hacía la parte final. Esto es un error porque las últimas cien páginas desmerecen totalmente al resto del libro. 

Recomiendo el libro para limpiar el paladar pero también recomiendo que se disfrute de la novela sin prestar atención a los detalles. Quien tenga conocimientos sobre historia, antropología o letras puras y se fije en los detalles o la veracidad de los mismos puede no disfrutar de la historia y dejar el libro sin ni siquiera llegar a la mitad. Es una obra de ficción y como tal hay que leerla. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s