Polos opuestos

En los días tranquilos del verano, una ola sofocante de calor se convierte en la más grande en la historia de Washington D.C. Pero el tiempo sale de las primeras páginas de los diarios cuando se encuentra muerta por estrangulación a una mujer joven. Junto a ella una nota pone: sus pecados han sido perdonados. 

En poco tiempo le siguen dos víctimas y por ello todos los titulares hablan del asesino que han apodado como “el sacerdote”. Cuando la policía pide ayuda en su investigación a la renombrada psiquiatra Dra. Tess Court, ella plantea el inquietante retrato de una mente retorcida. 

Al detective Ben Paris le importa un comino la mente del asesino pero lo que no puede olvidar es a Tess. Alto, moreno y atractivo, Ben tiene una reputación legendaria con las mujeres, pero la elegate Tess no reacciona ante él como el resto de mujeres que ha conocido; por eso encuentra ese desafío tan tentador.


Nora Roberts siempre ha sido una autora muy prolífica. A veces incluso llega a saturar. Es increíble la cantidad de libros que puede llegar a publicar en un año. La calidad de sus libros varia, tiene libros muy buenos y otros que son bastante malos. “Polos opuestos” se trata de una novela bastante cortita, o al menos a mi me lo ha parecido. Se podría calificar como una novela de suspense romántico ya que la trama principal es la investigación de un asesino en serie que mata a sus víctimas por estrangulación. Este es el inicio de la historia y sobre ella conocemos a dos personajes que son bastante diferentes entre sí, de ahí el título de polos opuestos. 

Ben Paris es un detective de homicidios, intuitivo y seguro de si mismo que desea limpiar las calles de toda la escoria que acecha en la oscuridad. Es un hombre fuerte, acostumbrado a un trabajo duro y lleno de violencia como es el departamento de homicidios. Esta acostumbrado a moverse por su intuición, no se cuestiona las causas que llevan a un hombre a asesinar, para él todos son iguales. Si un hombre esta matando, debe acabar en la cárcel. No le importa demasiado que lo que le lleve a matar sea una mente enferma y perturbada. 

Tess Court es una doctora en psiquiatría, acostumbrada a tratar con mentes perturbadas, las familias de estos enfermos y a ver las consecuencias como algo que procede de una enfermedad. No justifica los asesinatos, pero cree que puede ayudar a sanar la mente perturbada. 

Estos dos personajes quieren lo mismo, limpiar las calles, tener una ciudad más segura, pero sus métodos son totalmente distintos. Cuando un caso les obliga a trabajar juntos, Ben desconfía de ella por una experiencia anterior con la profesión que ejerce Tess. Tess entiende que Ben es un cínico y que algo de su pasado le marco lo suficiente como para tener prejuicios contra su profesión, intenta salvar esos prejuicios. Al mismo tiempo surge entre ellos una gran atracción sexual que ninguno de los dos niega. 

Esta novela es suspense romántico, pero tiene más de suspense que de romántico. Se centra en el desarrollo del caso y en la relación entre los dos personajes, pero entre ellos hay tensión sexual no resuelta, pasión desbordante, violencia contenida ante el caso que los rodea. Ben no es un héroe romántico dulce y sensible. Y Tess no es una damisela en apuros. 
En conjunto ha estado bien, no es una gran novela. No digo que sea mala, pero es cortita y todo se desarrolla como a gran velocidad. Entretiene. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s