Entrevista a Chus Nevado

Buenas noches, sé que es un poco tarde, pero no podía pasar la ocasión de saludaros y poder compartir con vosotros una entrevista que me hace muchísima ilusión. Espero que la disfrutéis, tanto como yo disfruté realizándola. “El eslabón del tiempo” es una novela que disfruté desde la primera página hasta la última y pensé que sería una oportunidad conocer a su autora. 

Chus Nevado es una autora novel. El martes 5 de marzo, por fin, publica su primera novela “El eslabón del tiempo” con el sello Zafiro. Digo por fin porque tuve la oportunidad de leer el primer borrador y desde entonces estaba deseando leer la novela definitiva. Y por fin el día 5 de marzo salió a la venta. A pesar de que muchas personas la conocerán por primera vez a través de esta novela, otras muchas personas la conocen como lectora incansable de novela romántica. Los lectores de novela romántica somos fieles, así que, que os parece si esta lectora incansable nos cuenta como paso de ser lectora a escritora. ¿Os apetece?

Antes que nada agradecerle que saque un poquito de su tiempo para contestar a esta pequeña entrevista. Muchas gracias.  Primeramente que os parece si la conocemos un poquito:

Gracias a ti, Carmen, por haber pensado en mí para esta entrevista y hacer un hueco en tu espacio dirigido a mí. Será todo un placer contestar a tus preguntas, aunque después de echarles un vistazo, me da la impresión de que voy a terminar desnudando mi alma delante de todos, jajaja.

¿Cómo te definirías? Bufff, creo que eso no me corresponde decirlo a mí, pero me considero una persona exigente, con mucho carácter y muy, muy soñadora.

¿Cuál crees que es tu mayor virtud y tu mayor defecto? Creo que, en mí, esas dos acepciones conjugan un mismo término: soy demasiado perfeccionista.

¿Qué aprecias más de tus amigos? Su imperturbable presencia en los momentos difíciles.

¿Cuál es tu mayor miedo? El dolor que implica la separación de aquellos a quien quieres. Ni siquiera me atrevo a poner su nombre verdadero a ese miedo.

¿Qué es para ti la “felicidad”? La felicidad son los detalles del día a día que te dan impulso para caminar hacia delante, sin mirar atrás.

¿Cuáles son tus flores favoritas? Las rosas rojas. Cuanto más intenso sea su color, más me apasionan.

¿Cuál es tu color favorito? El color azul.

¿Cuál es tu comida favorita y la que menos te gusta? Me encanta la pasta, pero tengo que obligarme a mí misma a tomar verdura.

Dinos tres países donde te gustaría viajar si tuvieras una máquina del tiempo y porqué.

Cualquier país tiene su encanto particular, y me gustaría conocerlos todos, pero si tengo que inclinarme por alguno, elegiré tres que me llaman mucho la atención y que aún no he visitado: 

Reino Unido (Inglaterra, Escocia, Irlanda y Gales, lugares ideales para ambientar una novela), Italia (por su arquitectura, su historia, su gastronomía…) y Argentina (creo que este país es una auténtica pasada en cuanto a enclaves naturales: el Glaciar Perito Moreno, las cataratas de Iguazú, Ushuaia, La Patagonia, Los Andes…).

Dinos tres ciudades donde ambientarías una novela y porqué.

Edimburgo (me chifla todo lo relacionado con Escocia y, por lo que he visto y leído en fotos, guías y demás documentación escrita, tiene un encanto particular, una arquitectura asombrosa… Para mí, lo tiene todo).
París (la ciudad del amor, por antonomasia. He estado dos veces allí y volví  enamorada de ella. Cualquiera de sus rincones sería el enclave ideal para una historia).
Nueva York (ciudad cosmopolita donde las haya, da mucho juego a la hora de ambientar una novela. Y lo digo con conocimiento de causa, jajaja).

¿Cómo es un día en la vida de Chus Nevado?

Desde hace un tiempo, trabajo en la empresa más grande de España, aquella que, desgraciadamente, sigue creciendo día a día, así que no tengo un guion fijo en mi rutina diaria: realizar las típicas (y poco valoradas) labores del hogar, disfrutar de mi marido y de mis amigos, relacionarme con el resto del mundo a través de las redes sociales, leer un poco, intentar escribir todo lo que puedo y lo que me dejan las Musas…

Y ahora conozcamos un poco mejor su faceta de escritora.

Algunas autoras deciden publicar con un pseudónimo ¿Porqué publicar como Chus Nevado y no con otro nombre?

No me gustan los pseudónimos y no me sentiría identificada con ninguno que no tuviera algo de relación conmigo misma. Todos mis amigos me llaman por mi diminutivo, Chus, en detrimento de mi nombre real. Y Nevado es un homenaje y un eterno recuerdo a mi madre.

Eres diplomada en Arquitectura técnica. ¿Cómo una persona de “ciencias” acaba dedicándose a la escritura? ¿cómo ha sido este viaje?

Tal viaje nunca ha existido. Estudiar una carrera de ciencias fue una decisión premeditada, lo más conveniente y lo que más me apetecía en su momento. De hecho, las “letras” no aparecieron de repente en mi vida: siempre estuvieron allí, cogidas de la mano de las “ciencias”. Al igual que la escritura, adoro los cálculos, el dibujo, la arquitectura… Como no podía consensuarlo todo en una misma carrera, opté por estudiar aquello que era más difícil de aprender sin ayuda, aunque la escritura siempre me ha acompañado en ese largo camino.

¿Cuándo y cómo descubriste que querías ser escritora?

Como ya he explicado en la anterior respuesta, la escritura siempre ha estado ahí, en un segundo plano pero llamando a mi puerta de cuando en cuando. Si hay que marcar un hito en este periplo, podría decir que me lo planteé en serio cuando logré ponerle FIN a ‘El eslabón del tiempo’.

¿Porqué y para qué escribe Chus Nevado?

Escribo porque me gusta plasmar en algo tangible todo aquello que ronda mi mente, darle alas y convertirlo en algo más cercano, más real. Es como una especie de terapia de choque, un desahogo, una forma de expresar lo que guardo en mi interior. Escribo para mí, para sentirme satisfecha conmigo misma, para buscar un significado, un hogar estable a lo que mi imaginación crea día a día, y que así no llegue a perderse en el olvido.

¿Cuáles son tus motivaciones a la hora de escribir?

¿Hacerlo lo mejor posible, jajaja? No sé, quizá plasmar fielmente mis ideas para que, cuando lleguen a una tercera persona, consigan pellizcarle el corazón tanto como me ocurría a mí cuando me las imaginaba.

Una de tus grandes pasiones es la novela romántica. Eres una gran lectora. Estoy segura de que tienes autoras que te encantan y otras que no te gustaron tanto. ¿Cómo lectora cuáles son tus autoras favoritas? ¿por qué?

Yo soy de las autoras antiguas, de las de siempre, con las que comencé mi andadura  como lectora: Lisa Kleypas, Julie Garwood, Virginia Henley… Todo lo que he leído de ellas me ha encantado así que, para mí, siempre serán una apuesta segura.

¿Alguna de tus escritoras favoritas te marco lo suficiente como para lanzarte a escribir?

Las autoras anteriormente mencionadas me abrieron la mente a nuevas ideas, a potenciar mi imaginación y crear historias que llenaran tanto como las suyas… Visto de este modo, sí, estas autoras aportaron su granito de arena a la hora del empujoncito final.

En tu blog indicas que al principio escribir para ti era  un hobbie, ¿es ahora tu profesión?
Sería mi profesión si viviera de ello, que no es el caso, jajaja. De cualquier modo, lo que sí que es cierto es que ahora, después de esta primera publicación, me lo estoy tomando más en serio.
¿Qué sentiste cuándo te enfrentaste por primera vez a una hoja en blanco? ¿había miedo escénico?

Al principio se siente impotencia, pero después aprendes a tener paciencia porque, tarde o temprano, esa hoja estará repleta de palabras. Sólo hay que saber esperar. ¿Miedo escénico? No. Eso lo reservo para otras circunstancias, jajaja.

“El eslabón del tiempo” es tu primera novela publicada.  ¿qué se siente al publicar por primera vez? ¿Hay nervios?

Se siente emoción, expectación, satisfacción… y sí, mucho nerviosismo. Si no hubiera nervios no sería humana, es un estado intrínseco del ser humano en momentos relevantes como éste.

Muchas lectoras quieren saber de esta novela ¿Qué podemos encontrar en ella?

Intrigas, venganzas, conspiraciones, algo de humor y, sobre todo, mucha pasión. No sé, un poquito de todo (al menos eso espero).

El género histórico tiene un importante peso en tu novela. ¿Por qué elegiste este género para tu primera novela y no otro?

Elegí el género histórico porque es mi preferido en cuanto a lectura. De hecho, en mis primeros años como lectora poco o nada leía referente al género contemporáneo. Sin embargo, los tiempos cambian y los gustos van perfilándose hacia diferentes derroteros, pero la novela histórica siempre tendrá un lugar preferente en mis elecciones.

Documentarse para una novela es un trabajo arduo y farragoso.  Como lectora creo que es imprescindible este trabajo para que la novela destaque por su calidad y rigor. Sin embargo, también en las novelas podemos encontrar lo que se llama “licencias literarias”, licencias donde la autora modifica para el desarrollo de la novela algunos acontecimientos históricos u otros elementos para el buen desarrollo del a novela. ¿Qué opinas de estas “licencias”?

Mientras queden especificadas con claridad al principio de la novela, sobre todo si esas licencias conllevan un gran peso en el desarrollo de la historia y permiten una mayor adecuación al argumento, no le veo gran problema. Aunque en este sentido soy muy purista y hay ciertas cosas que jamás aceptaría, como son las incongruencias históricas relativas a los “decorados”, ambientación… Se puede jugar con la vida y obra de los personajes históricos, adaptándola en ciertos aspectos a lo que nos interesa, pero no con los sucesos documentados y, mucho menos, con aquellos detalles que identifican una época u otra determinada. Por poner un ejemplo para que se entienda, estoy cansada de encontrarme cristales en las ventanas de las viviendas en la época medieval.

Como lectora de romántica leo casi de todo, siempre y cuando este dotado de calidad. La calidad no solo se da en el argumento y los personajes sino también en el lenguaje. Creo que hasta cierto punto el lenguaje de la novela debe estar adaptado tanto al estilo del escritor como a la época en la que se ambienta la novela. ¿Crees que el lenguaje se debe adaptar lo suficiente para  que los lectores de hoy en día puedan conectar con los personajes?

El lenguaje utilizado es importantísimo a la hora de encarar una novela. Debe estar acorde con la época descrita, sobre todo en el género histórico, evitando utilizar expresiones demasiado “de hoy en día”. No obstante, hay que ser realistas: el lenguaje, aunque lo más riguroso posible, debe ser fluido, claro, “agradable de leer”. No se puede pretender escribir con el mismo estilo de un autor clásico, hay que adaptarse a la época en que vivimos, igual que hicieron ellos en su momento. Un escritor del siglo XVIII, por ejemplo, escribía acorde con su época (incluso innovaban). ¿Por qué un autor actual tiene que volver hacia atrás? No lo veo lógico. Cada cual tiene que crearse su propio estilo particular, no hay límites en la escritura. Eso sí, hay algo que prima por encima de todo: cualquier texto, escrito con el estilo que corresponda, debe estar redactado con corrección.

Cuando leo novela histórica pienso que en el proceso de creación no solo está el tiempo dedicado al desarrollo y escritura de la novela sino también el proceso de documentación. ¿Cuánto tiempo dedicas a cada uno? ¿dedicas muchas horas a escribir? ¿tienes un horario?

La documentación es uno de los componentes más importantes en el proceso de construcción de una novela, y en este punto no se puede diferenciar entre novela histórica y novela contemporánea. Toda novela que se precie, sea del género que sea, debe estar correctamente documentada, y eso se nota en el resultado final, que tiene que ser creíble, aunque estemos leyendo ficción. No podría decir cuánto tiempo dedico a la documentación, pero es bastante. Antes de comenzar a escribir, hasta que ajustas la época, la ubicación y las costumbres que se van a plasmar en el argumento, puedes pasarte semanas, incluso meses, recopilando información. Y cuando ya te metes de lleno en la escritura, siempre surgen dudas o nuevas ideas que te hacen volver a buscar algún detalle concreto. La documentación está presente de principio a fin. En cuanto al tema de horarios… ¿qué es eso, jajaja? No tengo horarios fijos, soy un poco “bastante” caótica en este sentido: cuando surge la oportunidad, intento aprovecharla lo máximo posible.

¿Tienes un método a la hora de escribir o llega un momento en que la batuta la cogen los propios personajes?

Los métodos se me van al traste en cuanto los personajes comienzan a elevar la voz y a hacerse visibles… Yo los dejo hacer, no me queda otra, aunque siempre estoy al acecho con el látigo en la mano por si se desmadran demasiado, jajaja.

Violeta Lago comento en el III Encuentro RA que hay tres tipos de escritores: el escritor con mapa que lo tiene todo planificado; el escritor con brújula que sabe a dónde quiere llegar pero no sabe lo que hay en el camino y el escritor mochilero que se coge la mochila y lo lleva todo a la espalda. ¿Cuál de los tres eres tú?

Tras sopesar la pregunta con detenimiento, creo que soy una escritora con brújula, aunque me parece que esa brújula está un poco descalibrada… sé cómo quiero desarrollar una novela, el comienzo, el fin…, pero a medida que voy avanzando en el camino, me dejo llevar por la improvisación, paso el testigo a lo que me van susurrando (o gritando) mis personajes y… todo parecido con la idea original puede llegar a resultar pura coincidencia.

Cuando leí el borrador original pensé que la novela tenía mucho potencial. Sé que lo has modificado en varias ocasiones. ¿qué era lo que no te satisfacía?

Había algo en el argumento que no me cuadraba, hacía demasiado hincapié en ciertos temas que, a la postre, no eran relevantes, en detrimento de otros que sí lo eran. Cuando se me encendió la lucecita en mi cerebro, casi me di cabezazos contra la pared por lo poco avispada que había sido.

En las novelas históricas es muy normal encontrar a personajes con la personalidad muy marcada pero al mismo tiempo cumpliendo una serie de tópicos ya estipulados. Uno de ellos es que la protagonista femenina, en muchos de los casos, es una damisela en apuros a la que el héroe tiene que salvar. Además de ser un personaje totalmente plano y poco rico.  Una de las cosas que más me gusto de esta novela es que la protagonista tiene bastante carácter.  ¿Por qué optaste por mostrarnos a una Chloe vivaz, con carácter y personalidad en lugar de ceñirte a los tópicos?

Para esta novela, una de las cosas que tenía clara desde el principio era que la protagonista femenina debía ser una mujer con mucho carácter, digna “contrincante” de su partenaire masculino. Pero también quería que la novela fuera histórica, y en ese punto se me planteó un problema: mal que nos pese, en aquella época las féminas eran sumisas, estaban sojuzgadas por los varones, así que una mujer de esta ralea habría sido de todo menos creíble. ¿Solución? Viaje en el tiempo: trasladar una mujer actual a dicha época, pero con ciertos matices que no se pueden desvelar en esta entrevista, jajaja


El personaje masculino creo que va a dar bastante que hablar. En el III Encuentro RA, comentaste que algunas lectoras consideraban al personaje masculino como un “neanderthal”. Aunque yo misma le añadiría unos cuántos adjetivos más, creo que es mejor que, como su creadora, seas tú quien nos cuente algo de él. ¿Crees que es un adjetivo que le calificaría? ¿Qué otros adjetivos crees que le definen?

Neanderthal, cromañón, troglodita… no ha salido muy bien parado por las personas que han tenido ya el “gusto” de conocerlo, jajaja. En la actualidad, un hombre con el carácter de Cedric sería tachado, como poco, de machista, prepotente, orgulloso, rudo, terco como una mula… vamos, toda una joyita que no lo querría ni su madre, jajaja. Aunque también tiene su contrapunto: es leal, intransigente ante las injusticias… y muy apasionado, aparte de esconder una ternura que ni él mismo piensa que tiene.

Sé que nuestro “héroe” va a traer cola. ¿Cómo se te ocurrió este personaje?

Desde el principio quería que fuera así para que las contiendas verbales al límite de la efervescencia con la protagonista femenina estuvieran garantizadas, que saltaran chispas entre ellos, dardos dialécticos… Además, sería ilógico conferir una personalidad pausada y agradable a un hombre de esa época y condición.

Muchas veces me imagino que banda sonora tendría cada novela que leo. ¿qué banda sonora le pondrías a “El eslabón del tiempo”?

En este sentido soy muy sosa, y mira que adoro la música de todo tipo y condición pero, a fecha de hoy, no he encontrado una banda sonora que pueda relacionarse con esta novela. Y ahora te devuelvo yo la pregunta, dado que te la has leído: ¿cuál le pondrías tú?

Define en cuatro adjetivos esta novela. Intensa, divertida, con una buena dosis de intriga y muy pasional.

Tu primera novela aborda en gran parte el género histórico. Sin embargo, sé que en tu segunda novela has apostado por lo contemporáneo. ¿Por qué ese cambio? ¿Es un reto para ti?

Lo confieso, yo funciono a base de retos, jajaja. Sí, este fue un desafío que me lanzó mi esposo y yo, por supuesto, recogí el guante. Reconozco que la novela histórica es mi favorita, tanto en lectura como en escritura, pero quería probar a ver qué tal se me daba y, ¿sabes una cosa? Me está encantando.
¿Cuáles son, según tú, los elementos imprescindibles que debe contener una historia de amor?
Que sea creíble, impactante, que la tensión sexual entre los protagonistas (que no el sexo) sea tangible y, sobre todo, que te llegue al corazón.

Está claro que en todo género, no sólo en romántica, existen los tópicos, ¿crees que se debe apostar siempre por ellos o más bien dejar algunos a un lado y arriesgar para ofrecer algo novedoso y atractivo al lector?

Todo es bueno en su justa medida. Una narración repleta de tópicos llega a cansar al lector, pero siempre es de agradecer encontrarte con alguno, porque de eso dependen mucho los gustos de cada persona. De cualquier modo y a mi parecer, es más atractiva la originalidad, no detectar cada dos por tres con ciertos tópicos que están demasiado manidos.

Como lectora creo que una escritora siempre se tiene que enfrentar al hecho de que una novela pueda gustar o no. Sabemos que no siempre todo gusta a todo el mundo. Partiendo de esto.  ¿La crítica es importante para ti? ¿Crees que es necesaria?

La crítica no es importante ni necesaria: es IMPRESCINDIBLE, y lo recalco con mayúsculas. Eso sí, mientras esté llevada desde el respeto y la educación. Hay que saber admitir las críticas constructivas porque constituyen la base fundamental para que un autor aprenda, avance, mejore y evolucione positivamente en su trayectoria como escritor. Las loas constantes son sólo regalos gratuitos al oído que potencian la soberbia y destruyen la humildad.

Dentro del panorama editorial actual cada vez sois más las autoras españolas que publican y que nos ofrecéis vuestras historias. ¿Cómo ves tu futuro y el de la novela romántica española?

Mi futuro lo veo un poco impreciso, jajaja. Hay que tener en cuenta que, como se dice, “estoy arrancando en este mundillo”, así que no puedo hacer aún análisis de resultados y, mucho menos, saber lo que me deparará el futuro. En cuanto al de la novela romántica española en general, ahora mismo nos encontramos en pleno proceso de impulso, existe una cantera inmejorable de autoras que ya han demostrado (con mucho esfuerzo, todo hay que decirlo) que pueden estar a la misma altura que sus homónimas anglosajonas. No les tienen nada que envidiar y, por contra, la otra parte sí que tiene mucho que temer, aunque todavía queda un largo recorrido para lograr que se reconozca su trabajo debidamente. Pero se conseguirá, de eso estoy convencida.

Por último y para finalizar esta entrevista, agradecerte de nuevo que hayas sacado un hueco para contestar a las preguntas.  Desearte mucha suerte con tu nueva publicación que estoy segura tendrá una magnífica acogida entre el público. Y añadir que espero que esta sea la primera novela de muchas de las historias que nos regales. Gracias.

Muchísimas gracias a ti, Carmen, por todo. No sabes lo que me has hecho pensar con tus preguntas; contestarlas sí que ha constituido todo un reto para mí. Un beso enorme y espero poder complacerte con tu último deseo.
Anuncios

3 comentarios en “Entrevista a Chus Nevado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s