La trampa

Cuando tenía cinco años, Olivia St. Martin vio como un hombre secuestraba a su hermana mayor, a la que no volvería a ver viva. Tras la detención del asesino, y durante los siguientes treinta años, se ha dedicado en cuerpo y alma a su trabajo en el FBI, intentando olvidar la tragedia. Pero ahora nuevas pruebas demuestran que el hombre que está en la cárcel es inocente, y que el asesino de niñas sigue suelto y continúa matando. Sin autorización de sus superiores, Olivia se traslada a Seattle, donde han aparecido más cadáveres. Allí colabora con Zack Travis, el policía local que lleva el caso. Entre ambos surge pronto una atracción poderosa y callada, pero Olivia está dispuesta a pasar por encima de sus sentimientos, y de su propia carrera si es necesario, para detener al hombre que más odia en el mundo.

Tercera novela de la serie dedicada a las amigas que formaron parte del FBI. Esta novela tiene la peculiaridad de que Olivia es la única de las tres que todavía sigue en la agencia. Aunque ya no es agente de campo, ahora es la directora del laboratorio donde se analizan las pruebas. He de decir que esta novela es la que menos me ha gustado de las tres. Me costo entrar en la trama y no porque no fuera interesante. Más bien es que es que me fue difícil empatizar con Olivia. Rowan era fría pero sabía que había algo detrás de su frialdad, comportarse como un tempano de hielo tenía un fundamento. En el caso de Olivia no conseguí cogerle el punto y mucho menos en como se relacionaba con el protagonista masculino. 

La trama comienza en el momento en el que a Olivia se le comunica que el hombre que esta encarcelado por el secuestro de su hermana, el hombre contra el que ha declarado en multitud de ocasiones para que no le concedieran la libertad condicional, no es culpable. Olivia siempre ha pensado que las pruebas no mienten, pero en este caso el ADN no miente pese a que suponga un trauma para ella.  Al mismo tiempo un inspector de Seattle descubre el cadáver de una niña rubia y que resulta ser otra victima de un asesino en serie. 

La trama es interesante, inquietante, atrayente pero no sé, para mi le falta algo. Y no es que el tema no sea sumamente interesante es que la relación entre los protagonistas no me la acabo de creer.  Quizás creo que es demasiado forzada o previsible. Para mi no se desarrolla adecuadamente. No se traslucen emociones. Mientras que Zach es un personaje cien por cien auténtico. Olivia me parece una autómata. Creo que no esta a la altura del personaje de Zach y ni mucho menos esta a la altura de la novela. 

La relación pasa por altibajos pero son más los bajos que los altos, no se desarrolla, al menos según mi parecer, con fluidez. Una lástima porque creo que la historia prometía bastante. En definitiva, aunque es una buena novela de suspense, no la considero una buena novela romántica. No creo que Olivia y Zach tengan química alguna. 

Mientras que las dos novelas anteriores las recomiendo, esta novela no la recomiendo en absoluto. Creo que Olivia desmerece totalmente a las dos personajes femeninos anteriores. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s