La caza

Sólo hay una cosa que Miranda no puede perdonarse a sí misma: haber sobrevivido. Doce años atrás consiguió escapar de las manos del asesino conocido como El Carnicero, pero al hacerlo tuvo que dejar atrás a otras víctimas como ella, atrapadas, torturadas y asesinadas por un sádico que siempre ha ido un paso por delante de la policía. Ahora, El Carnicero vuelve a actuar. 
Miranda ya no es la presa, sino el cazador: sabe que atraparlo es la única manera de volver a encontrar la paz. Pero para ello tendrá que reencontrarse con Quinn, el hombre que la ayudó a superar el miedo y, también, el que la traicionó cuando más lo necesitaba. Ahora los dos se enfrentan a la más perversa mente criminal… pero también a unos sentimientos que han intentado enterrar durante años.



Segunda novela dedicada a un agente del FBI. Esta vez la historia se centra en la persona de Miranda Moore una mujer que estuvo a punto de entrar en el FBI pero que fue expulsada antes de poder graduarse. Es una novela intensa, llena de fuertes emociones y sentimientos. Esta muy bien construida, la trama no deja escapar absolutamente nada y te mantiene en vilo casi desde el principio. Mientras que en la anterior Rowan y John eran personajes bastante fríos, ocultando sus emociones bajo el hielo. En este caso, Miranda y Quinn no contienen sus emociones. Son como un volcán a punto de entrar en erupción. 

Miranda es una joven que ha sobrevivido. Ha sobrevivido a un asesino en serie. Y eso es algo que no se perdona. No cuando para hacerlo tuvo que dejar atrás a otras mujeres para poder salvarse ella. Tras sobrevivir se formo y quiso entrar en el FBI pero el peso de ser la única superviviente le paso factura y fue expulsada de la academia. Es una mujer con cicatrices físicas pero son las mentales y las emocionales las que no logra superar. De gran fortaleza física y mental, ha vivido en Montana durante toda su vida, centrándose en el rescate de personas pero la llegada de Quinn Peterson mina esa fortaleza. Quinn abre una brecha en el precario control que tiene sobre su vida y lo hace por una única razón: el amor. 

Quinn es un experimentado agente del FBI. Se ha enfrentado a muchas cosas a lo largo de su carrera. Es un hombre sensato, práctico y con la cabeza en la tierra además de extremadamente paciente. Sin embargo, en su carrera hubo un antes y un después de Miranda. La conoció cuando era una víctima de un asesino en serie, admiro su fortaleza y su valentía para sobrevivir. La amo con todo su corazón y la perdió. 

Ambos se encuentran de nuevo, cuando “El Carnicero de Bozeman”, el asesino en serie que convirtió a Miranda en una víctima vuelve a secuestrar, matar y violar a mujeres para después cazarlas por el bosque como si fueran animales. Quinn es el agente federal al que el sheriff llama para colaborar, Miranda es una sobreviviente y además la líder del equipo de búsqueda y rescate. Tienen que trabajar juntos y después de diez años no pueden ocultar que aún hay un amor descarnado, tierno, pasional entre ellos. 

Para mi es la mejor novela de las tres que he leído. Miranda y Quinn son unos personajes realmente geniales. Funcionan muy bien como pareja. La química es innegable y juntos hacen que el  volcán estalle. Quinn quiebra el control de miranda, a quien le gustaría ser tan fría como Rowan. Miranda es la única mujer a la que Quinn pudo y podrá amar. Si “La presa” podía resultar una novela fría porque sus dos protagonistas parecían tempanos de hielo, “La caza” es una constante montaña rusa de emociones. Ni Quinn ni Miranda controla sus emociones tan bien como quisieran. 

La trama de suspense es inquietante. Un hombre que secuestra a mujeres, las tortura, las viola y después las deja en el bosque y les dice únicamente: “Corre”.  Disfruta de la caza, de lo que significa ir detrás de una presa que sabe que corre por su vida y también sabe que va a morir en cualquier segundo de la carrera. Es un sádico. Poco más se puede pedir a una novela de estas características. Miranda y Quinn son una de las mejores parejas de novela de suspense romántico que he leído. Ponen el listón muy alto. Con esto no quiere decir que desmerezcan en absoluto a Rowan y John, pero es con Miranda y Quinn con quien mejor he congeniado y con quienes he tenido más conexión. 

Sin duda es una de mis novelas favoritas. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s