El juego de Sade

Jericó, un empresario en proceso de quiebra económica y con un matrimonio que se derrumba, le pide al camarero del pub que suele frecuentar por las tardes la dirección de un local con un ambiente distinto, a la búsqueda de emociones que le ayuden a olvidar su drama vital. El camarero le proporciona una tarjeta con un nombre, «Donatien», un teléfono móvil y una contraseña: «Los infortunios de la virtud.»
El empresario contacta y acude a la dirección del Barrio Antiguo de Barcelona que figura en la tarjeta, y que resulta ser un local clandestino. Desde esa misma noche se verá inmerso en un juego sádico, en una orgía instituida como un culto subterráneo en el que las prácticas amatorias extremas pretenden perpetuar el espíritu libertino del Marqués de Sade. Jericó descubrirá durante el juego que, desde que comenzó su idílica relación con la riqueza y el poder, ha sido víctima de una serie de manipulaciones que lo han atado a un pasado del que intentará ahora liberarse, desnudándose ante sí mismo y su destino.

Últimamente se han puesto muy de moda las portadas minimalistas, portadas que ofrecen la imagen de un objeto  que resulta ser representativo de alguno de los personajes de la novela. Este tipo de portadas suelen referirse a novelas eróticas donde hay un alto grado de sexo que no de romanticismo. Me explico, en las novelas eróticas que han salido hasta el momento aunque hay escenas de sexo que pueden ser consideradas de alto voltaje no tienen ni pizca de erotismo o de romanticismo. No hay que confundir una novela en la que aparezca sexo explícito con una novela romántica. No tiene nada que ver. Es totalmente cierto que en las novelas románticas hay escenas de sexo y no son nada accesorias pero estas escenas de sexo están relacionadas con el argumento de la novela y son la expresión final de una serie de emociones y sentimientos entre los protagonistas. 

En “El juego de Sade” aparece el sexo explícito pero desde mi humilde opinión no se trata de una novela erótica ni mucho menos romántica. El argumento parte del conocimiento de un protagonista masculino hastiado de la vida que lleva actualmente que busca alguna novedad en su vida. Busca algo que le saque del tedio y el estres al que esta sometido. Jerico es un hombre actual, guapo y atractivo con una profesión liberal, la de empresario. En muchos aspectos quizás muchos lectores se puedan ver identificados con él y más aún en el contexto actual de crisis económica. Su empresa se encuentra en quiebra y su matrimonio no va  bien y él mismo reconoce que necesita un golpe de aire fresco. Un golpe de aire fresco que le libere o le despierte de ese estado somnoliento en el que se ha aposentado llevado por las circunstancias o por la falta de valor para liberar sus deseos, sueños y anhelos y hacerlos realidad. 

A mi parecer es una novela de autodescubrimiento. Un juego bastante pornográfico porque no decirlo, donde el sexo como liberación tiene un papel principal. Sexo como liberación de las emociones y de la conciencia. Jericó llega, gracias a un camarero, a un club nocturno llamado “Donatien” donde a través de pequeñas escenificaciones se pretende “liberar a los asistentes de la esclavitud moral de la conciencia” como bien le explica uno de los personajes a nuestro protagonista. Es significativo que el nombre del club sea “Donatien”  que es el nombre propio del Marques de Sade. Son las obras del marques de Sade lo que se representa en el club. Se representan con bastante detalle y el sadismo en esta novela tiene bastante protagonismo. Es más creo que es otro de los protagonistas de la novela, así que advierto que quien no tolere o no este acostumbrado a este tipo de literatura o de práctica quizás encuentre que el libro hiere sensibilidades. 

Apunto este hecho porque precisamente es lo que no me ha acabado de convencer de la novela. La novela se puede integrar más a mi parecer en un thriller sádico y psicológico donde el protagonista libera sus emociones, deja atrás su conciencia moral a través de un ambiente sórdido y sádico. En cada una de sus visitas y encuentros se va dando cuenta de que tiene que cruzar una línea que le libere de su pasado y le permita acometer la vida que el desea y que ha mantenido secreta en su interior. 

No puedo decir que la novela no me haya gustado y tampoco que si me haya gustado.  Es una novela controvertida, interesante por el modo en que esta narrada, parece casi un diario. Sin embargo, aunque la prosa del autor me ha parecido correcta y en algunas ocasiones elaborada, la narración se me ha hecho espesa y lenta. En mi opinión creo que le falta agilidad o quizás algo más de dinamismo. 

Desde luego no es lo que estoy acostumbrada a leer ni mucho menos. Ha sido un experimento y como en todo experimento hay algunas cosas que han salido bien y otras no. En este caso la lectura no ha sido del todo satisfactoria pero igualmente ha valido la pena. En toda lectura se aprende y esta no ha sido una excepción. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s