Amigos del alma

“… Cuando le preguntaron a Jason Brady, el flamante entrenador de Los Tigres de Arkansas, si consideraba que haber conseguido ensamblar un gran equipo en tiempo récord y mantenerlo en buena posición, a pesar de la plaga de lesiones que sufren desde el primer partido, era el logro más difícil de su vida, él respondió con su sonrisa seductora y su talante de ganador: “no, hombre… Mi logro más difícil fue que mi chica me dijera que sí”. Cuentan que la sala de prensa estalló en carcajadas. Además de su gran sentido del humor, hasta los cronistas hombres reconocen que no es del tipo al que las mujeres le dicen “no”. Pensaron que había sido una broma, una al mejor estilo Jason Brady.

Todas las personas con las que he hablado coinciden en una cosa: Jason y Gillian son como dos gotas de agua (…) pero lo que los distingue de otras grandes amistades es que, al parecer, mantienen una especie de conexión mágica que los fortalece y los complementa, y que es un atributo exclusivo de las almas gemelas.

¿Cómo pasan dos personas de ser carne y uña, los mejores amigos durante más de una década, a convertirse en pareja sentimental?

¿Qué circunstancia tan especial, nueva y determinante puede llevar a dos personas que han mantenido un nivel de comunicación tan profundo, a estrechar lazos?

Bueno, lo que el entrenador Brady dejó claro con su comentario en la sala de prensa es que a) no fue fácil, b) no fue sincronizado, y c) fue él quien puso el balón en movimiento…”

Tercer libro de la serie “Sintonias”. Para mi es la novela que más me ha transmitido y la historia de amor que más me ha gustado. No es que las demás desmerezcan porque están francamente bien. Tan solo es la novela con la que me he identificado, también es la novela que más me ha emocionado. Hemos visto la relación entre estos dos personajes a lo largo de las otras dos novelas pero en esta novela explosiona todo. 

Gillian McNeail es una joven que una vez fue hija de acogida de los Brady. Se ha ganado un lugar en la familia por derecho propio. Adora a Eileen y John, en ellos encuentra el amor y cariño que se les había negado. En Amanda encuentra a su mejor amiga, en Mark a un buen amigo y en Jason, es difícil de definir. Como se llama a una persona con la que conectas de tal forma que con solo mirarse sabes lo que siente y esa persona sabe lo que sientes. Como llamas a esa persona que con solo verla se te recargan las pilas. 

Jason Brady es el tercer hermano en discordia. El mediano de los hermanos Brady. Creo que la autora hace una descripción mejor de la que cualquier lector podríamos hacer de él: “Tiene mente de ganador”, alguien con las ideas claras, divertido, de gran sentido del humor y muy inquieto, de los que siempre están haciendo algo. Y además es guapo, atractivo, enorme y pasional. Matiz menos, matiz más creo que son las mismas características que defien a Gill. 

Jason vuelve a casa durante una temporada y Gill esta allí para él. El tiempo se acaba, dejan atrás la amistad y todo explota ante sus ojos. Es una relación que transmite ternura, pasión, inseguridad y amor a raudales. Ver la evolución de esta pareja es lo mejor de esta serie. Gill es pura dinamita y Jason la pólvora. Al igual que Jordan y Mandy son amigos desde niños, pero su evolución es distinta porque Gill significa mucho para los Brady y Jason no quiere quitarle nada. Esta dispuesto a sacrificar todo por Gill, como bien dice él en un momento de la novela: su plan es Gillian. 

Los celos hacen mella en los dos, pero es asombroso como lo vencen, como lo superan. Ambos poseen una gran fortaleza. Es una de las parejas con más química y mejor compenetradas de las novelas románticas. La lectura de esta novela me ha hecho llorar de emoción, suspirar por la ternura que Jason desprende y que era raro encontrar en un playboy como él. Gill es realmente pura dinamita, entusiasta hasta la médula, incansable y divertida. 

Esta pareja en las otras dos novelas ha puesto siempre el toque de humor a las historias de amor. Esta vez son ellos los protagonistas, protagonistas de algo que les da miedo, pavor y al mismo tiempo llegan a un punto de inflexión en el que saben que pase lo que pase no volverán a ser los de antes. La autora nos lo narra con maestría, dulzura y sentido del humor. Esta llena de romanticismo, las lectores suspiraran con Jason, porque una vez que tiene su objetivo no duda en hacer placajes para conseguir su presa. 

Es una novela especial, magnífica, maravillosa, entusiasta, optimista, romántica y pasional. ¿Qué más se puede pedir?. Quien no la haya leído no se a que espera. Sin duda es la mejor novela de la serie. Ha merecido la pena desde la primera página hasta la última. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s