Un punto y aparte

¿Hay amor después del amor?



Paula se ve abandonada por su marido, quedando a cargo de sus tres hijos.


Para salir de la amargura que impregna su vida su terapeuta le aconseja que escriba, que refleje sus sentimientos y vivencias sobre el papel. Así nos descubrirá cómo superado el dolor se enfrenta a la posibilidad de un nuevo amor, por supuesto no ausente de problemas y dificultades, pero que solo hay que superar para seguir adelante.

Segunda novela de Helena Nieto y primera de sus novelas que cae en mis manos. Tuve la oportunidad de conocerla en el I Encuentro de RA donde presento esta novela y lo que más me atrajo de ella es la definición que la propia autora hizo de ella: novela intimista, llena de sentimientos y contada en primera persona.


Normalmente las lectoras somos reticentes a leer un libro en primera persona, por supuesto no estoy generalizando ni mucho menos, pero si he encontrado reticencias en muchas lectoras. Sin embargo, no es mi caso, es más me atraía el hecho de que una novela pudiese estar contada como un diario donde la protagonista realiza sus confesiones. Es un modo distinto de conocer a la protagonista y también a los demás personajes ya que los conoces a través de un prisma distinto al que se tiene a través de un narrador-observador. Y si cabe la narración es mucho más personal.


El personaje principal, el que nos cuenta su historia es Paula una mujer divorciada que se tiene que hacer cargo de sus hijos y a quien su terapeuta para superar la ruptura de su matrimonio aconseja escribir un diario. Este es el punto de partida, y es así como conocemos a Paula y a sus hijos, la relaciones entre ellos y como Paula encuentra de nuevo el amor y sobre todo la comprensión de otra persona.


En muchos aspectos me ha parecido un diario muy real, porque no soy madre, pero he sido adolescente y creo que todas las adolescentes hemos tenido los conflictos que tiene Vicky con Paula, con su mundo, con sus hermanos. Las relaciones familiares que cuenta me han parecido muy reales, tanto que me he tenido recuerdos de mi adolescencia y de mis enfrentamientos con mis padres por motivos o razones parecidas a las que aparecen en el libro.


Un punto y aparte no solo se centra en la relación familiar sino que también hay una historia de amor interesante. Quizás no sea lo apasionada que estamos acostumbrada, ni haya ningún caballero andante, ni ningún osado libertino como en las novelas de época. Hay un hombre encantador, tímido, sencillo, tierno que se gana el corazón de Paula a través de su comprensión y su paciencia. Se dice que del roce nace el cariño y algo más pues en esta novela podemos ver todo eso.


Es una historia sencilla y compleja porque no hay ningún asesinato ni nada tan enrevesado, lo que hay es una complejidad de sentimientos, de desencuentros que se acercan bastante a lo que una mujer de hoy en día podría sentir si su mundo tal y como lo concibe se va al traste y tiene que hacer frente a su nueva situación.


Creo que la narración es ágil y fluida lo que hace que el libro sea bastante ameno por lo que se me paso en un suspiro. Es una novela y por tanto ficción pero lo que cuenta es algo que podría haber vivido cualquier mujer del siglo XX. Sólo por eso tiene su mérito ya que no es fácil plasmar los sentimientos ni los pensamientos pero tampoco es fácil conseguir que sean tan reales.

Anuncios

Un comentario en “Un punto y aparte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s