Entrevista a Mariam Agudo

Hoy os traigo algo distinto a mis reseñas habituales. No se me dan muy bien las entrevistas pero he decidido intentarlo. Mariam Agudo es una autora novel a la que hemos podido conocer en el pasado mes de abril gracias a su novela Luna de Tor. Creo que ya muchas lectoras han tenido la posibilidad de conocer esta magnífica novela y a los personajes que habitan este pequeño pueblo pirenaico.



Hasta ahora Mariam Agudo solo había compartido su trabajo con su familia, amigos y personas más allegadas. Aunque muchos la conocemos por sus estupendas críticas y reseñas en diversos foros, creo que podemos conocerla un poquito más a través de esta pequeña entrevista que ha tenido la amabilidad de concederme.


Espero que la disfrutéis.

 ¿Quién es Mariam Agudo?

No se da muy bien hablar de mí misma, así que no sé qué contar…


Me gusta leer, incluso, desde antes de saber. Leo muchísimo, es una de mis aficiones y a las que dedico más tiempo junto a escribir. Escribir me gusta desde que ni conocía las letras, aunque suene extraño. Me intrigaban y hacía garabatos que luego “leía” explicando historias. Son unos de los primeros recuerdos que tengo de mi infancia. Así que me describiría como alguien para la que los libros son una parte vital, sin los que no me imagino y que han formado parte de mi vida desde siempre. Pero al margen de esto, soy una persona normal, con inquietudes como las de todos. Sólo aspiro a tratar de ser lo más feliz posible, con mi familia, mis amigos y la gente que quiero. Son lo más importante para mí. Junto a los libros, claro.

¿Por qué y para qué escribe Mariam Agudo?

Siempre he escrito para mí, para plasmar en un papel o en el ordenador (en papel ya escribo poco) las historias que nacían en mi cabeza. Durante mi infancia me gustaba compartir mis cuentos e historias, con los años he ido dejando esa parcela sólo para mí y unas pocas personas a mí alrededor.
En cuanto a por qué escribo, no sé explicar la razón. Simplemente tengo necesidad de poner palabras a una historia, pulirla, mimarla, hacerla real y crear un mundo, unos personajes que cobren vida. Siempre me ha gustado leer, vivir las historias creadas por otras autoras y supongo que he querido crear las mías propias para que las vivan los demás.

Isaac era en muchos sentidos un personaje atormentado por su condición de espíritu. En la novela que estas escribiendo actualmente, ¿hay algún personaje que este atormentado o marcado de alguna forma?

Sobre la novela que estoy escribiendo no me atrevo a contar mucho aún porque está en proceso de creación y puede que haya ideas que luego cambien o desemboquen en algo diferente a lo que ahora tengo escrito o en mi cabeza. Y no sólo puedo cambiar la historia, también los personajes. Hasta que no la termino y todo ha encajado, no estoy convencida de que es la historia. Pero algo sí puede contar, claro.
Me imagino que preguntas por los protagonistas. Yo no diría que son atormentados, ni a él ni a ella, pero sí son dos personas marcadas por la vida, por lo que el destino o incluso ellos mismos les ha conducido. Sobre todo el protagonista masculino está marcado por su pasado. Creo que esto siempre hace que parezcan personajes atormentados. Si no siempre muchas veces. Pero yo no los veo así porque creo que alguien atormentado se estanca y se encierra muchas veces en sus tragedias y fracasos, y en este caso, como en el de Isaac de Luna de Tor, creo que siguen adelante, con cicatrices, con miedos… pero siguen viviendo. Al menos es lo que pretendo. Es el verdadero valor, prefiero creer que son valientes. Pero sí puedo decir que esta novela y estos personajes se alejan mucho de Luna de Tor y de Áurea e Isaac. ¡Muchísimo!

En muchas narraciones nos encontramos con los protagonistas perfectos que no parecen tener problemas e incluso pueden parecer irreales. Sin embargo en muchas otras encontramos a personajes atormentados, heridos o marcados por algo del pasado e incluso que sufren alguna discapacidad. ¿Crees que estos últimos personajes se acercan más a la realidad que los anteriores? ¿Sobre cuál de los personajes preferirías leer una novela?

Definitivamente sí porque la perfección no existe. Bueno, yo no creo en la perfección. Pero sí creo que en la medida en que puedas sentirte identificado con el protagonista de la novela que lees, aunque transcurra en otra época o ni siquiera sea de este mundo, te resultará más cercano y también más humano. Los personajes perfectos no me llegan tanto, es difícil sentir empatía por alguien que roza la perfección. En cambio los personajes imperfectos, marcados por el pasado o que han cometido errores graves, los que se acercan a como somos todos, me calan más hondo. Y cuando leo sobre algún personaje así, a pesar de sus imperfecciones, siento que transmite un mensaje de esperanza más marcado que si se trata de alguien sin taras. Sinceramente, prefiero leer novelas sobre personajes creíbles, por tanto imperfectos. A veces los protagonistas más incomprendidos por las lectoras son los que a mí más hondo me han llegado.

Áurea era ilustradora, algo que siempre me atrajo de este personaje. Tiene el talento de mostrar y representar en sus dibujos un mundo de fantasía. ¿Es un personaje basado en alguien real o surgió de tu imaginación?

Áurea es un personaje imaginario pero tiene algunos rasgos de personas que conozco. Pero el que sea ilustradora tiene una razón de ser y es que debe enfrentarse a una realidad que, probablemente, no todos seríamos capaces de entender o asimilar. Creo que para ser ilustradora además de habilidades artísticas se requiere imaginación e ingenio y una mente abierta. Áurea las tiene. También me pareció un modo de enlazar la vida profesional del personaje con la personal. Unir realidad y fantasía en Áurea.

¿Elegiste como profesión para Áurea la ilustración de libros de fantasía como un elemento de conexión con el personaje de Isaac?, ¿Quién apareció antes en tu imaginación Áurea o Isaac?

De algún modo, es un poco lo que trataba de explicar en la anterior pregunta. No sé si lo he logrado. Lo vi como una vía para abrir la mente a otras realidades, algo que en teoría sólo podía existir en la mente de Áurea.
Isaac apareció antes. Él fue el detonante de la historia, un hombre sin cuerpo pero con un corazón enorme. Quería jugar con la idea de ¿cómo se ama cuando no puedes demostrarlo físicamente? Y así nació Isaac.

Tor es un pueblo real aunque lo que tú narras en la novela no sucedió en realidad y es fruto de tu imaginación. ¿Eliges los lugares en los que ambientar tu novela en función de si son lugares a los que viajarías, a los que has viajado o que son cercanos a la comunidad en la que vives?

En realidad hace años en Tor sucedió una tragedia de la que se han publicado libros y hecho numerosos programas. Pero la verdad es que no escogí Tor por eso, al principio no hice la asociación y la tragedia de mi historia era otra. No he viajado a Tor, pero sí he estado muchas veces en Los Pirineos y eso me ayudó mucho a tejer la ambientación de la novela, fijarme en detalles en los que tal vez no reparas si no has estado allí, y transportar al que lee la historia. Pero no escojo el lugar en que va a suceder la novela por mi deseo de viajar. Bueno, de algún modo sí porque quiero viajar, pero quiero hacerlo a través de la historia que cuento, sin desplazarme nada más que con la imaginación. Supongo que depende de la historia que cuentes, algunas transcurrirán en lugares que te gustaría conocer o conoces y otras no necesariamente.

¿Hay alguna parte de una novela que te resulte más difícil realizar, como por ejemplo conseguir que unos personajes sean verosímiles, sólidos, la estructura en sí, el lenguaje a emplear o quizá los diálogos?

Para mí lo más complicado es unir todas las piezas, aunque también me gusta hacerlo. Es un reto. Cuando empiezo a escribir tengo muchas ideas en la cabeza, los personajes, determinadas escenas pero lograr que encajen me resulta difícil. Pero según voy escribiendo e imaginando en mi cabeza la historia no encaja tan fácil, hay lagunas que debo llenar, otras veces no me resulta creíble que sucedan de determinada manera los hechos (aunque inicialmente parecía que sí) o personajes que no resultan marionetas sin personalidad. Los diálogos a veces fluyen, otras me es más difícil. Pero lo más complicado creo que es lograr que todo encaje, que la historia y los personajes sean creíbles y se adecuen a la época y lugar en que transcurre.

Muchas autoras que escriben y que todavía no han visto publicadas sus obras reconocen que las escenas íntimas y de carácter sexual les han resultado difíciles de escribir. ¿Cuál es tu opinión sobre ellas? ¿Crees que son imprescindibles o que la novela romántica es algo más que una sucesión de ese tipo de escenas?

Creo que depende del grado de erotismo que se le quiera dar a la novela. Pero el componente sexual debería abordarse con naturalidad, sin forzarlo.


Hay novelas que sin contener una sola escena de sexo son muy muy románticas. Por eso no las veo imprescindibles, a no ser que se trate de una novela romántica erótica. En ese caso lógicamente sí.


No digo que no deba haberlas, ni caer en abordar una historia de amor como si el tema sexual fuese tabú. Creo que viviendo en el siglo XXI eso ya está muy superado, pero pienso que depende de la historia y del cariz que se le quiera dar. El amor se puede expresar y describir de muchas maneras. No siempre sexualmente.


Creo que una novela romántica es más que una sucesión de escenas de sexo, éstas son una parte pero no la más importante. Sólo una más.


Claro de Luna de Debussy es según tengo entendido la banda sonora de “Luna de Tor”. ¿Tienes banda sonora para tú próxima novela? Si es así, ¿puedes revelarla o prefieres que siga siendo un secreto?

La verdad es que nunca le puse una banda sonora, por decirlo de algún modo, a Luna de Tor. En un momento determinado dije Claro de luna porque hay escenas de la novela, las que transcurren en el bosque de noche, que mientras las escribía “oía” esa melodía. Pero en realidad banda sonora serían los sonidos del bosque, el viento… y Claro de luna también.


En cuanto a la novela que estoy escribiendo no es que pretenda ser misteriosa. La verdad es que aún no está terminada. No quiero crear expectativas ni empezar a hablar si no puedo mostrar que estoy escribiendo. Cuando esté lista, cuando sienta que ya puedo compartirlo porque es una historia sólida, coherente, que plasma todo lo que tengo en la cabeza, entonces lo haré, por supuesto. Aún estoy en esa fase en que siento que el mundo que estoy creando me pertenece , que es solo mío. De hecho aún no tiene banda sonora, por llamarla de algún modo. Pero cuando la tenga será una melodía diferente, más visceral, menos etérea. Sí tengo canciones para ella, últimamente sobre todo una…

Conocí el manuscrito de “Luna de Tor” con otro título y tras leer de nuevo la novela he de decir que los cambios aunque sutiles fueron muy positivos. ¿Te resultó difícil realizarlos?, ¿te ha dolido suprimir o eliminar algún pasaje?, ¿Cuál o Cuáles?

No me resultó difícil porque todos los cambios que he hecho creo que eran necesarios. Probablemente ahora, si tuviera oportunidad, haría algún otro. Pero en su momento consideré que era como debía quedar para expresar lo que yo quería. Sí que hay una escena que me entristeció suprimir. Un epílogo que el manuscrito original tenía, aunque también fue reescrito. Era una de las primeras escenas que surgieron en mi cabeza, pero también reconozco que me costó poner el fin. ¡No quería despedirme de la historia ni de los personajes! Sentí un vacío muy grande cuando tuve que despedirme de ellos.

Es cierto que la novela paranormal se ha puesto muy de moda en los últimos tiempos. Y por lo que tengo entendido tu nueva novela se aleja bastante del género. ¿Te has alejado de este género porque consideras que el mercado está saturado o porque simplemente te apetecía probar con algo nuevo?

Sinceramente, yo estoy escribiendo la novela que quiero escribir. No me impulsa ni motiva nada más que eso. Es una historia que hace varios años que quiero escribir. A diferencia de Luna de Tor es histórica, pero es una decisión mía que no tiene nada que ver con el mercado ni ninguna moda. Teniendo en cuenta que sólo acabo de empezar y que aún me queda un camino muy largo, con mucho que aprender, quiero escribir desde el corazón.


Es verdad que se está publicando mucha novela romántica paranormal, pero no considero que el mercado esté saturado. Si se publica será porque gusta y se vende. Estoy escribiendo histórica porque es un género que me apasiona y porque necesito y quiero dar vida a esta historia y estos personajes. Si se publica o no será otro tema, pero puesto que no es de ello que vivo, sólo escribo porque me gusta y disfruto con ello. Aunque no renuncio a seguir publicando pero soy consciente que es muy difícil.

¿Tienes manías a la hora de escribir?

Muchísimas. Soy muy ordenada y meticulosa. Me gusta escribir en silencio, a veces con música pero no muy a menudo. Me gusta escribir en lugares muy bien iluminados. Pierdo la concentración si no escribo así. Confieso que soy un poco maniática.

¿Escribes pensando en el libro que a ti te gustaría leer o a la hora de escribir piensas en un público concreto? ¿Crees que escribir novela romántica es más fácil que escribir otros géneros como la novela negra o la novela histórica?

Escribo pensando en la historia de unos personajes que quiero contar y en el lugar donde transcurrirá. Escribo con la mente en ese mundo y en transformarlo en un libro que de encontrar en una librería quisiera leer. Antes de publicar mi novela no escribía pensando en un público en concreto y ahora procuro no pensarlo. Además a veces te llevas sorpresas y no sabes realmente a qué lectoras va a llegar más.


Pues no sé si es más fácil o más difícil escribir una novela romántica u una de otro género. Cada género tiene sus peculiaridades y en función de cuál te llegue o te nazca escribir, me imagino que te resultará más fácil escribir sobre una u otra. Aunque evidentemente hay géneros que requieren unas vivencias específicas, estudiar y documentarse muy a fondo el tema, pero doy por descontado que toda novela requiere un proceso más o menos largo de documentación e investigación.

¿Has escrito algún relato corto?, ¿Crees que es más fácil o más difícil que escribir una novela?

Sí, he escrito varios relatos cortos. Y tengo varios en mente. En realidad hasta hace unos años todo lo que escribía eran relatos o cuentos. Creo que no es más fácil o difícil, sino diferente. Yo me siento más cómoda ante una novela por la libertad de poder escribir más páginas, sin tener la presión de un nº máximo. Por eso admiro mucho a quienes logran plasmar en pocas páginas una historia.

Publicar una novela es un logro del que te debes sentir muy orgullosa. Ahora que ya han pasado bastantes meses desde su publicación ¿Qué impresiones o que emociones te ha producido publicar tú primera novela?

Si te soy sincera he pasado -y aún paso- por muchas emociones diferentes. A veces creo que no es verdad, hasta que veo mi novela en una librería o alguien me comenta que la ha leído. Eso me emociona mucho porque publicar era un sueño al que nunca presté demasiada atención, un sueño imposible. Y ahora es real, más real cuando oigo o leo que a alguien le ha gustado Luna de Tor o incluso que ¡la relee!


Sobre todo me siento agradecida, agradecida por la oportunidad de ver la novela publicada, emocionada de que haya lectoras que le hayan dado una oportunidad y del cariño con que hablan de una historia que era sólo mía. Ahora ya no es sólo mía. Eso es raro, pero me motiva para tratar de escribir una historia que emocionen a esas mismas personas o, incluso, a otras a las que no les ha emocionado o no les ha apetecido leerla.


Pero sólo es una novela y es un pequeño logro nada más. Aunque tengo muchos sueños e ideas fantasiosas, soy una persona realista y sé que sólo es un pequeño paso. No he hecho nada más que publicar una novela. El tiempo dirá. Estoy a años luz de tantas y tantas escritoras…

Por último me gustaría agradecerte que hayas dedicado parte de tu tiempo a contestar a la entrevista de esta humilde lectora. También me gustaría desearte lo mejor dentro de la novela romántica y espero que pronto pueda disfrutar de otra novela tuya y así poder incorporarla a mis libros de cabecera donde ya esta Luna de Tor.

¡¡Muchas gracias a ti, Carmen!! Gracias por la confianza que pones en la novela y por dedicarme este hueco en tu blog. Espero que cuando esté acabada te guste tanto como Luna de Tor. Con eso me conformo.


Un abrazo muy fuerte.

Anuncios

2 comentarios en “Entrevista a Mariam Agudo

  1. Las preguntas son estupendas y las respuestas nos dejan conocer a Mariam desde su interior.Me ha gustado mucho leerla.Pero claro, la que hace la entrevista es buena y la autora también, así que era lógico que saliera maravillosa.Felicidades a las dos.Y besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s