Muere para mi

La primera víctima es hallada en un campo nevado de Filadelfia. Y es entonces cuando el detective Vito Ciccotelli solicita la ayuda de la arqueóloga Sophie Johannsen para que determine qué es exactamente lo que yace bajo ese suelo congelado. Pero a Sophie, a pesar de haberse pasado años desenterrando toda clase de cosas, nada la ha podido preparar para enfrentarse a ese conjunto de tumbas cavadas con helada precisión. Las víctimas enterradas allí la obsesionan… pero las tumbas vacías la aterrorizan, puesto que eso significa que están preparadas para cuerpos que aún tienen que llegar.

Es frío y calculador, el que mueve los hilos de un retorcido juego y, aunque Vito y Sophie le estén pisando los talones, no parará. Otra tumba vacía debe ser ocupada, y aún le queda por oír un último grito –el de Sophie…

Muere para mi es una novela bastante diferente a las hasta publicadas de esta serie de Karen Rose. Es mucho más oscura que las anteriores pero sobre todo destaca por la crueldad y el sadismo que se palpa en cada una de sus páginas. Este sadismo y crueldad son llevadas a cabo por uno de los mejores personajes de la novela, el malo. Hasta había leído novelas románticas donde el malo era malísimo y estaba lleno de estereotipos y eran bastante planos. Creo que en esta novela comienza una inflexión ya que el misterioso personaje cuya identidad no se revela hasta el final es de todo menos humano. Es decir, no posee ni un solo rasgo de humanidad o compasión. Es un personaje que disfruta contemplando el horror de sus víctimas. No puedo revelar mucho más de este personaje sin desvelar facetas importantes de la novela.


No es el único personaje de esta novela aquí podemos ver a dos protagonistas bastantes desconcertantes. Vito Cicotelli un detective de la polía de Filadelpía bastante atractivo, protector, amante de su familia y de buenas a primeras bastante desagradable. Le conocimos en “No te escondas” protegiendo a Tess de Aidan, o al menos intentándolo. Vito es de los dos protagonistas el menos desconcertante porque al principio tiene claro que su objetivo principal es resolver el caso de un asesino que se dedica a coleccionar mujeres cuando conoce a Sophie sabe que no solo será ese el objetivo de su vida. Como hombre familiar desea formar su propia familia y así reconstruir un pasado que hace no mucho tiempo se rompió en pedazos que le dejaron heridas profundas.


Sophie Johannsen es una historiadora y arqueóloga que es llamada por la policía para ayudar a encontrar los cuerpos y a las víctimas de un hombre misterioso que disfruta matando pero sobre todo disfruta de los gritos de sus víctimas creando un “arte” sórdido, cruel e inhumano. Sophie también posee un pasado traumático que le hace recelar de los hombres y no soñar con mantener una relación romántica con un hombre ya que sabe que su pasado algo reciente le ha demostrado incapaz de mantener una relación de ese tipo con un hombre. Es sin duda alguna el personaje que más desconcertó, quizás porque mientras que hasta ese momento los personajes tanto masculinos como femeninos habían estado íntimamente relacionados con el mundo policial en este caso Karen Rose nos presenta a una historiadora que tiene que hacer frente con gran fuerza de voluntad y mucho estómago a lo que es una colección de cadáveres uno tras otro y evitar junto con Vito que haya más víctimas.


Karen Rose es una maestra a la hora de recrear historias de suspense. Lo que hace que dichas historias sean menos duras es precisamente que presente junto a la historia de suspense una historia de amor más o menos sencilla y que dichos protagonistas acaben siendo la clave para resolver los crímenes y delitos que se desarrollan en la historia. A sus novelas siempre les pongo un diez por ser capaz de captar la atención con la historia de suspense y por que las historias de amor son sencillas y profundas. Los personajes son valientes, humanos y sobre todo nada empalagosos. Puede que no haya grandes declaraciones de amor, pero a veces estas no son necesarias ya que un te quiero o un te amo se pueden decir con los actos y no solo con las palabras.

Anuncios

Un comentario en “Muere para mi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s