Nuevos Horizontes


Christa Cameron, una belleza de pelo oscuro y penetrantes ojos azules, ha sufrido la humillación de la derrota en la Guerra Civil, aunque su espíritu invicto y su odio por el enemigo han permanecido intactos. Y cuando el matrimonio con un oficial yanqui, el hermano de su cuñada, es el único modo de salvar su plantación, Christa persuade al coronel Jeremy McCauley para que la acepte como su esposa, aunque se promete a sí misma mantener su orgullo y pureza intactos… pero su apuesto prometido tiene otras ideas bien distintas.

Sucumbiendo a la petición de su marido de cabello como el fuego rojizo y ojos plateados, Christa se marcha al oeste con la caballería, pero recordando siempre que su corazón sigue siendo rebelde. Embarcándose en un peligroso viaje lleno de estampidas de búfalos e indios salvajes, esta aristócrata flor sureña se ve obligada a interpretar el papel de esposa fiel y leal a la armada, pero sólo cuando es hecha prisionera de un salvaje se da cuenta de la devoción que su nuevo marido le profesa y la extraordinaria libertad y pasión que su nuevo hogar y vida pueden traerle…

Tercera y última novela de la serie sobre la guerra de secesión que tan bien narrada nos ha presentado Heather Graham. Es un broche de oro para una serie magnífica, intensa y con unos personajes espléndidos pero ante todo humanos.

Aquí conocemos a otra flor sureña indómita, con carácter y sobre todo rebelde hasta las últimas consecuencias. Christa Cameron es la hermana pequeña de Jesse y Daniel Cameron. Durante la guerra mientras sus hermanos estaban ausentes luchando por bandos diferentes Christa ha permanecido en Cameron Hall cuidando de la casa, y de su plantación. Se identifica con esa casa devastada que en el pasado fue un lugar hermoso, bello y lleno de vitalidad. Así podemos definir a Christa quien antes de la guerra disfrutaba siendo una pequeña flor entre dos hermanos protectores y cariñosos y tras la guerra se ha convertido en una mujer llena de odio, ira y sobre tristeza. Tristeza por los tiempos pasados, por un amor perdido y por la soledad que eso implica.

Sus hermanos han rehecho su vida, ambos viven matrimonios felices, y ella se da cuenta de que puede haberse convertido en una solterona y al igual que su mansión que fue bella en un tiempo ahora es una flor ajada y devastada por la guerra, la destrucción . A pesar de ello no ha perdido su orgullo que ahora es su única defensa frente a los sentimientos contradictorios que le provoca el hermano de su cuñada, Jeremy.

Jeremy es un coronel de la caballería de la Unión. Aunque luchó por el norte y se siente orgulloso de haber ganado la guerra no puede olvidar la devastación que esta ha producido en ambos bandos. Sabe que fue una lucha entre hermanos, entre miembros de una misma familia. Y aunque la guerra ha acabado, aún queda mucho para curar las heridas que se han producido en ambos bandos. Por eso sabe que el futuro está en el Oeste y es allí donde iba cuando Christa la cuñada de su hermano le hace una petición cuanto menos sorprendente y rocambolesca.

Christa y Jeremy se casan para salvar Cameron Hall. Ambos son de bandos distintos, ambos orgullosos, pero ambos aprenden una lección. No podrían ser personajes tan distintos, con convicciones tan distintas y a la vez tan parecidos. Jeremy se enamora de Christa desde el primer momento y no duda en arrastrarla al Oeste y en someterla para demostrarle que ya no importan los colores sino simplemente los hombres. Christa aprende que no todo es blanco y negro, que debe perdonar y mirar hacia delante y sobre aprende que puede encontrar el amor en un hombre que pensó odiar. Descubre en Jeremy un hombre intachable, humano y sobre tierno y pasional que está dispuesto a hacerla feliz aunque para ello tendrán que superar el hecho de ser de bandos distintos y comprender que en un matrimonio solo son un hombre y una mujer.

Jeremy mantiene una continua lucha con su esposa, no sabe hasta cuanto la ama, hasta que está a punto de perderla por una tribu comanche. No se imaginaba que pudiera amar tanto a una flor sureña, rebelde, con tan mal carácter y tan desobediente con las ordenes de su marido. Eso la hace genuina y solo consigue que Jeremy quiera someterla a sus deseos y conseguir que Christa deje de verle como un enemigo y le vea como el hombre que es su marido y que la ama sobre todas las cosas.

Es una novela bien construida como las anteriores. Aquí nos presenta un argumento parecido a los anteriores, pero dejamos ya el territorio conocido de los Estados Unidos y nos embarcamos en el viaje al Oeste y la colonización de aquella tierra poblada por los nativos americanos. Aunque tan solo vemos una pincelada del conflicto que se genero entre los soldados de azul y las tribus de nativos americanos basta para saber que fue una relación tensa y que era difícil mantener unas buenas relaciones. Sin embargo era necesario para que la colonización de las tierras del oeste fuera pacifica para el hombre blanco y para los poblados indios.

Me han gustado muchísimo las tres novelas, aunque siempre tendré predilección por la historia de Callie y Daniel, a quien por cierto vemos también en este novela disfrutando de un feliz matrimonio. A pesar de ello, esta novela también es muy hermosa y sobre todo intensa. Christa se puede parecer un poco a Kiernan, pero en mi opinión es un poco más racional que su cuñada y Jeremy se parece a Jesse en el hecho de que es igual de racional que él aunque de vez en cuando pueda perder el control.
Sin duda alguna es como he dicho antes un broche de oro para esta serie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s