La roca de los susurros


Mike Valenzuela, es un ex marine condecorado y policía de Los Ángeles. Fue tiroteado estando de servicio y en Virgin River había encontrado no sólo un lugar en el que curar sus heridas, sino también la posibilidad de recuperar la esperanza. Cuando aceptó convertirse en el primer y único policía del pueblo, lo hizo siendo consciente de que había llegado el momento de sentar cabeza. Divorciado dos veces y con una lista interminable de amantes, anhelaba en secreto comprometerse con una mujer para siempre. Y descubrió que Brie Sheridan, una fiscal de Sacramento, era la mujer con la que quería compartir su vida.

También para Brie, Virgin River se había convertido en un refugio seguro después de haber estado a punto de perder la vida a manos de un violador. A pesar de ser una mujer dura y valiente, a veces no era capaz de dominar el llanto, pero en Mike había encontrado a un hombre dispuesto a demostrarle que podía volver a confiar.

Seguimos en Virgin River un pueblo que parece poder curar todo tipo de heridas no tanto las físicas como las psíquicas. Es un lugar tranquilo, inmerso en un valle rodeado de montañas y bosques donde han acudido diferentes personajes con diferentes problemas y de distinto calibre. Aquí volvemos a ver a personajes que ya conocemos. Vemos como Mel y Jack siguen afrontando su paternidad y lo que conlleva, buscando también momentos para estar solos y no perder la esencia de su matrimonio. También vemos como John, “predicador” y Paige viven felices, y afrontan su matrimonio con optimismo y sobre todo con el deseo de ser padres.

También conocemos como Rick, aquel muchacho que se alisto en los marines se gradúa y vuelve al pueblo para celebrarlo. También volvemos a ver a Mike y a Brie que en este caso son los protagonistas de esta historia. Ellos también tendrán en Virgin River su lugar de sosiego y descubrimiento él uno del otro.

Mike tras ser herido en acto de servicio está tocado físicamente, le ha costado recuperarse de las lesiones físicas, pero sabe mejor que nadie que lo peor son las secuelas psicológicas. Es un hombre seguro de si mismo, pero tras estar a punto de morir se plantea que su vida debe dar un cambio. Envidia a Jack y a John por haber encontrado la felicidad, alguien con quien compartir su vida y sobre todo un lugar al que volver a casa todas las noches y olvidar todo lo malo del día. De origen latino, posee un encanto innato que le ha funcionado siempre con las mujeres, pero eso precisamente es lo que le causa problemas para conquistar a la mujer que le ha robado el corazón, la hermana de uno de sus mejores amigos, Brie Sheridan. En el fondo pese a haber sido un mujeriego, sabe cuáles son los errores que cometió en el pasado, y está más que dispuesto a ir con pies de plomo para conseguir que Brie confíe en él. Además sabe que ella necesita su ayuda debido a sus circunstancias.

Brie Sheridan es la hermana de Jack. Mujer segura de sí misma y hasta ese momento contenta con su vida, se tiene que recuperar no solo de un divorcio ya que su marido le fue infiel, sino además de una violación por parte del criminal al que intentaba meter en la cárcel. Se siente perdida, le da miedo salir de casa como es más que comprensible y no soporta estar cerca de ningún hombre.

Mike sabe que lo físico podrá superarlo pero después vendrán las pesadillas, el no querer salir de casa y otras muchas cosas más. Esta dispuesto a ayudarla y así se lo hace saber. Brie no cree poder volver a sentir, sin embargo Mike con su cariño, su paciencia y su constancia le demostrará que puede volver a ser mujer otra vez.
Hasta ahora toda la serie me ha encantado. Cada uno de los protagonistas se enfrenta a problemas nuevos, pero todos encuentran lo que buscan en Virgin River. La autora narra tanto los malos tratos como la violación de forma correcta, real y respetuosa. La historia de Mike y Brie pasa por muchas fases, pero es sobre todo muy tierna. Nadie hubiera esperado que Mike pudiese ser tan considerado hasta el punto de llegar a ocultar sus propios sentimientos y estar dispuesto a renunciar a Brie para que ella esté bien.

Como las otras, esta es una novela de no demasiada extensión, sencilla con una narración fluida donde lo que importan son los personajes. La autora nos define a todos ellos tanto a los protagonistas secundarios como a los principales dándonos además los nombres de los protagonistas de la siguiente novela.

En definitiva una buena novela que te entretiene pero sobre todo te deja un sabor dulce.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s