Pasiones Cruzadas

Cosmo Ritcher, uno de los más experimentados Navy SEAL, está acostumbrado al peligro y a las amenazas, pero no a los flashes y el acoso de los paparazzi. Su trabajo es proteger a Jane Mercedes Chatwick, una seductora productora de cine, a quien un grupo ultra intenta disuadir de que realice una película sobre soldados homosexuales en la Segunda Guerra Mundial. Cosmo y Jane pronto comprueban que los prejuicios que ambos tienen sobre sus respectivos mundos tienen poco de real, y los enfrentamientos dejan paso a una pasión explosiva, siempre en el punto de mira del fusil de un asesino. Suzane Brokmann vuelve a unir romance y suspense, mezclando personajes tan diferentes como son los curtidos soldados de operaciones especiales y las glamourosas estrellas de Hollywood.

Suzanne Brockmann tiene la capacidad de sorprenderme con cada libro, y este me ha sorprendido muchísimo. A pesar de que están saliendo en español bastante desordenados, creo que las que somos admiradoras de esta autora tenemos bien definida la cronología de los mismos. En este caso este libro cronológicamente hablando esta mucho antes de “Tormenta inminente” y por su puesto muchísimo antes que “Fuerza de la naturaleza”.

Las novelas sobre Seals siempre me gustan, pueden parecer muy yanquis, y lo son. Después de todo que puede ser más patriótico que un equipo de los Navy Seal; unos superhombres que reciben un entrenamiento intensivo y casi mortal para ser capaces de actuar en tierra, mar y aire. Cosmo Ritcher es uno de ellos, es un hombre con un carácter introspectivo, callado pero con una mirada letal. Se mueve con naturalidad, la naturalidad de alguien muy seguro de sí mismo, pero que conserva un aura letal. En cuanto le ven todos saben que es muy capaz de matar, y no mostrar ningún sentimiento. Sin embargo, las apariencias engañan. Esta frase creo que es algo que define muy bien a todos los protagonistas masculinos de esta autora, y los protagonistas masculinos de la serie Troubleshooters. Cosmo posee una mirada plateada, seguridad en sí mismo, está en forma, pero sin duda alguna lo que le caracteriza son sus silencios. Creo que esto es algo que la autora señala muy bien. Cosmo tiene dificultades para desenvolverse en situaciones sociales, no suele hablar mucho y tan sólo lo hace con gente a la que tiene muchísima confianza, casi parece que contesta a las preguntas con monosílabos, y que solo habla cuando realmente tiene algo importante que decir.

Cosmo me ha gustado por muchísimas razones, que me eternizaría en contar en este comentario. Una de las cosas que más me gustan es el respeto que siente por el agente Jules Cassidy, por el respeto a la vida, y porque resulta enternecedor ver su relación con Jane. Cosmo es capaz de ser la persona más delicada del mundo al mismo tiempo que es capaz de matar a un hombre sin inmutarse. Aunque el personaje que más me ha sorprendido sin duda alguna es Jane.

Jane es un personaje que al principio me resultaba estrafalario. Una mujer que no cree en su atractivo en absoluto, que finge ser una comehombres. Debéis reconocer que es interesante el contraste entre Mercedes Chadwick y la verdadera Jane. Al principio no le gusta la situación en que se encuentra, cree que es todo una broma y que no necesita ningún tipo de protección. La acepta a regañadientes, pero sobre todo porque cree que puede sacar provecho de la situación y conseguir publicidad para su película. Sin embargo, se lleva una desagradable sorpresa, la amenaza es real, y lo descubrirá de la peor manera. Siente atracción por Cosmo, pero cree que no le merece, que en cuanto acaba el trabajo se marchará porque alguien como un Navy Seal no puede fijarse en alguien como ella. Desde luego es muy interesante mezclar en una misma novela al mundo de Hollywood con el mundo de las Fuerzas Especiales de los Estados Unidos. Son como mundos opuestos y a la vez muy relacionados, cada uno a su manera es como entrar en un jungla donde no se sabe que puedes encontrar.

Los giros que da la novela son también muy sorprendentes, Jane y Cosmo tienen una relación que no se sabe muy bien cómo definir, al principio. Más aún porque empieza siendo muy ambigua, posee atracción sexual, amor e inseguridad por parte de ambos. Y los personajes secundarios son también magníficos. Jules Cassidy, agente federal, homosexual, llega para ayudar con el caso y se encuentra en situación personal complicada. Robin, el hermano de Jane le atrae de la misma forma que le desconcierta. Robin, es un hombre que no tuvo una infancia fácil, que digamos tiene una crisis de identidad, donde Jules tiene una parte importante para acabar de definirla.

También vemos a personajes que en teoría ya deberíamos conocer de otros libros, digo en teoría porque todavía no hemos tenido la suerte de poder leer en español la novela de Tom Paeleotti y Kelly; personajes que vamos viendo en otras novelas. Aunque si tenemos a la eterna pareja que se evita Sophia Gaffari y a Larry Decker. Aquí les vemos de nuevo, casi de refilón y volvemos a preguntarnos que pasará con ellos. Decker la protege, mientras Sophia no sabemos qué piensa. Me pregunto si estos dos llegarán algo en alguna novela, o simplemente están ahí.

En conjunto es una novela que combina bien la intriga con una historia de amor de fondo. Está bien narrada, y te mantiene pendiente de los acontecimientos. Creo que a estas novelas no se les puede poner muchas pegas. En todo caso creo que habría que felicitar a la autora por tratar con respecto el tema de las relaciones homosexuales, que no debe ser nada fácil si pensamos que dentro del ejército de los Estados Unidos no debe ser fácil reconocer que se es homosexual teniendo en cuenta los tiempos que corren. Esto es algo que siempre me gusta de Suzanne Brockmann y que merece la pena ser reseñado.

Por último, de advertir que esta novela sería muchísimo mejor leerla antes de Fuerza de la Naturaleza, para no perderse detalles de la cronología de la historia como puede ser el inicio de la historia entre Jules y Robin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s