Hermanos de sangre


Hawkins Hollow, es una ciudad donde tres muchachos no sólo comparten su fecha de nacimiento – 7 de julio de 1977-, sino también un inocente ritual de amistad que cambiará el curso de sus vidas y todo lo que hay a su alrededor. Ahora estos chicos que se convirtieron en adultos y que luchan contra el mal que amenaza a todo aquello que conocen y aman.

Este es el inicio de una historia apasionante sobre tres chicos que luchan contra el mal y por todo aquello que aman. Cada siete años, ese demonio al que despertaron regresa con fuerza durante siete días, y los ciudadanos, de nuevo, no recordarán lo sucedido, o al menos no lo recordarán con claridad.

Se trata de la vieja historia del bien y el mal, que Nora Roberts va a desgranar en cada uno de los tres libros que componen esta trilogía. Es una historia apasionante por muchos motivos aunque creo que los principales son el misterio que rodea a todo lo que tiene que ver con la fuerza demoniaca, el tener a tres protagonistas cada uno bien distinto uno de otro y una ambientación digna de la mejor película de terror. Nora Roberts siempre se ha caracterizado por sus descripciones, o al menos a mi me lo parece. Digamos que pinta un cuadro para que el lector se sitúe y utiliza a los protagonistas para guiarnos a través de él. En este caso nos presenta a un pequeño pueblo del interior de los Estados Unidos con sus habitantes, y su vida cotidiana; en principio todo muy normal, hasta que descubrimos que el pueblo fue fundado por aquellos pioneros que llegaron al nuevo mundo con sus creencias cristianas un tanto supersticiosas y con muchas ganas de comerse el mundo, formar familias.
Exactamente la figura de los pioneros tiene un papel fundamental dentro de la novela, por qué nuestros tres protagonistas son descendientes de ellos. Cada uno de los tres tiene unas características que ya hemos podido ver en otras novelas, pero que les hace atractivos para el lector.

Cal es leal, atractivo y tierno, ve en Hawkins Hollow el pueblo que le vio nacer, el lugar donde ha pasado la mayor parte de su vida rodeado de su familia y sus amigos y donde espera echar raíces. Fox es atractivo, inteligente, y posee un gran corazón, para él la familia es lo más importante, aunque puso pies en polvorosa con la mayoría de edad y fue a la universidad, la vida le ha devuelto al lugar que le vio nacer. Es bueno con las palabras, y siempre ha sido el optimista de los tres. Gage es el más misterioso, maltratado de niño, es el que menos motivos tiene para volver al pueblo, no quiere echar raíces, y solo vuelve por que quiere a sus amigos y ellos son los únicos a los que se siente unidos.

Sin embargo, los tres tienen en común que desean acabar con las plagas que asolan al pueblo cada siete años, pero para ello no están solos, tienen a tres mujeres que llegan por distintos motivos al pueblo.
Quinn es directa, sincera, independiente. Siempre tiene ganas de aventura y se gana la vida escribiendo sobre pueblos encantados y llenos de leyenda. Para ella el pueblo solo es otra fuente. No se anda con rodeos, sabe lo que quiere, y no evita las confrontaciones. Layla es tranquila, sensata y analítica. Tiende a racionalizar las cosas y dividirlas en compartimentos para enfrentarse digamos uno por uno a los problemas. Guapa pero insegura, su llegada al pueblo está marcada por el misterio. Y por último esta Cybill, una mujer con carácter, analítica como Layla pero también directa, independiente y sincera como Quinn, de quien es amiga.

Estos son los personajes que Roberts nos presenta, como se puede ver, cada cual es más distinto, se podría decir que en estas novelas funciona el hecho de que los polos opuestos se atraen sino fuera por que no todo es lo que parece.
Este primer libro es la historia de amor entre Quinn y Cal. Ella impulsiva, él protector, posesivo. La química se dispara entre ellos nada más verse. Cal necesita una nueva perspectiva sobre el demonio que asola su hogar y Quinn necesita ideas para su nuevo libro. Aunque tienen sus choques, peleas, discusiones, es una pareja que funciona muy bien, se complementan y la tensión sexual se mantiene de principio a fin.
Digamos que poco más se puede decir de esta novela, una vez presentados los personajes. Es una novela original por la temática, no tan original si pensamos en los personajes que cumplen con algunos tópicos o estereotipos del resto de las novelas de la autora, aún así es una novela que no sólo se deja leer sino que te absorbe de tal forma que no puedes parar de leer hasta que llega la última página. Es una buena receta que mezcla: amor, intriga, superstición, leyenda y la lucha contra el bien y el mal, lo agitas y tienes “Hermanos de sangre”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s