En tierras lejanas


Espero de verdad poder expresar en esta crítica todas las emociones que me han embargado al leer esta novela.

En tierras lejanas transcurre en 1792 en Estados Unidos, donde aún hay zonas geográficas sin descubrir y habitadas por los nativos americanos. Elisabeth una mujer adelantada a su tiempo viaja de Europa a Estados Unidos para reunirse con su padre, un juez que ejerce su cargo en un pueblo llamado Paradise. Pese a su juventud nuestra protagonista no se siente ninguna inclinación por su matrimonio; al contrario que su padre que parece tener una obsesión por casarla, Elisabeth prefiere dedicarse a la enseñanza. Es más tiene la ilusión y la esperanza de que en los Estados Unidos tenga la libertad que a una mujer le esta vetada en su Inglaterra natal, para así poder dedicarse a la enseñanza que es lo que más anhela.

Sin embargo, pronto comprueba que pese al cambio de continente, la mentalidad de la sociedad no es tan distinta a la de Inglaterra. Y además debe sumar a ello que las tierras aún sin explorar en muchos casos ponen a prueba la resistencia física y psíquica de la persona más curtida. Adaptarse a una realidad donde muchos colonos van en busca de tierras y harán lo que sea para conseguirlas requiere cuanto menos una gran fortaleza que nuestra protagonista parece tener.
En ese camino de adaptación a una tierra hostil, áspera y donde que una mujer ande sola no esta bien visto, debido a las pocas comodidades de las que podrá disfrutar, tiene como aliado a un hombre mayor que ella, llamado Nathaniel. Blanco, pero criado por los indios, es un hombre que tiene las cosas bien claras, posee gran fortaleza física y psíquica y hará lo mejor para su pueblo. Siente un profundo respeto por aquellos que le criaron y aunque sutilmente desprecia a aquellos colonos que se creen con el derecho de hacerse con todas las tierras y librarlas de aquellas tribus incivilizadas.

Nathaniel Bonner es un personaje que te cautiva desde el primer momento, es un guerrero, atractivo y tremendamente astuto. Enseguida se siente atraído por Elisabeth a quien ve como una mujer muy atractiva, admira la fortaleza con la que lucha por conseguir sus sueños y esta dispuesto a ayudarla. Parco en palabras, dice mucho más con la mirada y sus silencios son muy significativos.
Elisabeth ve en él un aliado para conseguir su sueño de enseñar, y a medida que su trato con él se convierte en cotidiano, empieza a sentirse atraía por él, tanto que teme quedarse a solas con él por las emociones que Nathaniel le provoca. Por su parte Nathaniel en cuanto la ve, tiene claro que quiere que sea su esposa, y está dispuesto a armarse de paciencia hasta conseguir que ella sea suya.

La relación entre ambos esta marcada por el futuro que el padre de Elisabeth quiere para ella, y contra el que ella se opone. Lizzie como la llama su padre hace gala de un gran carácter pero también es su ingenuidad y la inocencia que desprende ante las atenciones de Nathaniel lo que hace que te sientas identificada con ella. Nathaniel pese a saber y a haber vivido las cosas más horribles de la vida, muestra una gran ternura hacía ella a la vez que una inusitada pasión.

Esta es una novela llena de sentimientos, emociones que están a flor de piel, también por la vida extrema que llevan. No olvidemos que Estados Unidos en aquella época esta tan sólo comenzando a ser un mundo civilizado y que entre tanto paraje natural un tanto inhóspito las emociones se viven de manera mucho más intensa.
La autora además de una historia de emociones, sentimientos encontrados, pasiones. Nos muestra un escenario lleno de paisajes naturales vírgenes, salvajes, inmensos, pueblos y costumbres desconocidas donde no existen las comodidades y si muchos peligros.

En tierras lejanas, es exactamente eso una ventana a aquellas tierras lejanas a través de la mirada de una joven emprendedora, que ven en aquellas tierras un futuro fuera de las convenciones sociales que han marcado su vida y que descubre en aquellas tierras al amor de su vida y al hombre con quien desea compartir el resto de su existencia.
Mientras leía cada una de sus páginas me he sentido transportada al mundo de la tierra virgen, grandes llanuras, los ríos navegables tanto que si te sitúas en una de las orillas no ves en el horizonte la orilla opuesta. Y no he podido evitar pensar en otra novela que también se ambienta en la misma época y que se titula “El último mohicano”, y que recomiendo sin duda alguna ya que a aquellos que les haya gustado estas novela, disfrutarán con la historia de Cora y Nathaniel, protagonistas de “El último mohicano”.

Anuncios

2 comentarios en “En tierras lejanas

  1. Tengo una pila de libros pendientes y no sé cuando tendré tiempo para esta novela. Pero después de tu crítica tengo que leer En tierras lejanas como sea. Pinta de vicio.

  2. Sin duda alguna la recomiendo Mencía. A mi me pasaba como a ti, que tenía muchos libros pendientes y me costo coger esta novela. Pero no me arrepiento en absoluto, es una novela preciosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s